Lunes, 30.03.2020 - 19:42 h
Según la declaración de Antonio Béjar

Las facturas de Cenyt: "Las mandaban a Corrochano y él era el que negociaba"

El BBVA contrató los trabajos de esta compañía, "un servicio que ha ordenado el presidente" y que pedía provisiones de fondos cada vez mayores.

Antonio Béjar y Francisco González
Antonio Béjar y Francisco González. / DCN

Cenyt, la empresa del comisario jubilado José Manuel Villarejo,  contrataba con BBVA para obtener información de las compañías del sector inmobiliario que tenían importantes deudas con la entidad bancaria. Así se ha visto a lo largo de los últimos meses de acuerdo con la investigación en curso en la Audiencia Nacional en el marco de la investigación que dirige el magistrado Manuel García Castellón por las actividades parapoliciales del agente encubierto. Una de las claves del procedimiento Tándem y que podrían probar el delito de cohecho que le imputa el instructor al banco reside en el 'modus operandi' del pago de los servicios a Cenyt. 

Al respecto, destaca la aportación a las diligencias prestada por el exdirectivo díscolo José Antonio Béjar, el cual desglosó en uno de sus interrogatorios la operativa de la elaboración de dichas facturas. "Un día apareció una factura en mi mesa", expuso ante el magistrado el exdirectivo del banco Antonio Béjar en su declaración del pasado mes de julio. "A mi ningún proveedor me mandaba facturas, porque iban por el circuito", continúa y a partir de ahí va señalando uno a uno los pasos que seguían dentro del banco. Así, directamente señala a Julio Corrochano, el exresponsable de seguridad, como persona que contrató a Cenyt por orden de Francisco González, entonces presidente de BBVA. 

Corrochano, en el epicentro

"La operativa era que ellos [en relación a Cenyt] se las mandaban a Julio Corrochano y Julio Corrochano era el que negociaba con ellos las provisiones de fondos", señaló. Así, y según las palabras del propio Béjar, la empresa de Villarejo iba pidiendo más fondos. "A las provisiones de fondos iniciales, Julio Corrochano me llamaba de vez en cuando y me decía, oye, que estos están trabajando mucho, que tienen trabajo en no se cuantos países (...) y me piden una provisión de fondos mayor", dijo.

"Entonces Julio Corrochano jugaba con las provisiones de fondos, él iba decidiendo y después ellos los incorporaban a las facturas según lo iban negociando con Julio Corrochano", dijo el también expresidente de Distrito Castellana Norte en el interrogatorio celebrado a puerta cerrada. "Cuando llegó la primera factura, yo lo primero que hice fue llamar a Julio", dijo Antonio Béjar. "Oye, a mi me ha llegado esto, pero, ¿qué hago yo con esto?​", dijo, excusándose ante el magistrado instructor y la Fiscalía Anticorrupción del circuito de pago que, según las diligencias practicadas, se llevó a cabo hasta en el 63% de facturas fuera del margen legal del banco. 

"Yo no he firmado nada"

"Esta factura que me llega, que a mí no me tiene que llegar esto, es un proveedor que lo has contratado tú, yo no he firmado nada, a mí no me corresponde hacerme cargo de esta factura", continúa su relato en relación a la conversación mantenida con Julio Corrochano tras recibir la primera de las facturas de Cenyt en su despacho.

"No me dijo que había que hacer. Entonces, sabiendo que era un servicio ordenado por el presidente, y sabiendo que era un servicio contratado por el señor Corrochano" señala que llamó "al de contabilidad", Ricardo Gómez Barrero. "Aquí hay una factura de un servicio que ha ordenado el presidente y que yo no sé que hacer con ella, porque yo no estoy en el circuito de pagos", declaró Béjar. "Te la voy a mandar, si no te parece mal, habla tú con el presidente y ya la metes tú en el circuito de pagos o por donde la tengas que meter, si la tienes que meter", continuó con su relato. 

"Cuando la primera no vino devuelta, yo asumí que el señor Gómez Barrero había sido autorizado por el presidente o el señor Gómez Barrero había verificado", señaló ante el magistrado. Tras esto, el exdirector de riesgos de BBVA vuelve al momento de la contratación de los servicios de Cenyt para el banco. "Yo no tenía la información, para mi la contratación fue opaca, yo no participé en la 'due dilligence' del proveedor, no participé en el análisis de sus cuentas anuales, en nada... para mí fue opaco. Pero suponía que estaba hecho", señala. "Si esto pasó por el circuito de compras del banco o no, sigo sin saberlo", espeta.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING