Visitó Madrid en 2010

El día que Biden reprendió a Moncloa por la retirada de las tropas de Kosovo

Un cable de Wikileaks reveló que el presidente electo de Estados Unidos exigió a Zapatero que no hiciera movimientos en materia militar sin consultar antes con la Casa Blanca. El presidente le dio la razón.

El día que Biden reprendió a Moncloa por la retirada de las tropas de Kosovo
El día que Biden reprendió a Moncloa por la retirada de las tropas de Kosovo
Casa Blanca

El presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, conoce perfectamente España y tuvo incluso una sonora polémica con el Gobierno en 2009 a costa de la retirada de las tropas militares de Kosovo. La decisión unilateral no gustó a la administración de Barack Obama, que, en la persona del entonces vicepresidente, reprochó personalmente al entonces jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, lo sucedido. Ocurrió en marzo de 2009 en la ciudad chilena de Viña del Mar. Allí, en un 'cara a cara' entre ambos pudieron reconducirse las relaciones entre ambos países.

Moncloa intuía que la decisión de retirar a las tropas españolas de Kosovo no había gustado en la Casa Blanca y por eso Zapatero se desplazó hasta la cumbre de Viña del Mar para intentar verse con Biden. Fue un "encuentro informal" entre ambos y a la salida el vicepresidente estadounidense declaró que daba el asunto por "cerrado". ¿Qué pasó en esa sala entre ambos? Un cable secreto de Wikileaks publicado por El País un año después ofrece detalles de aquella conversación privada. Un mensaje en el que se relata que Biden "criticó" y "pidió a España que consulte con EEUU antes" de retirar las tropas de otro país y que lo haga "de forma más transparente en el futuro".

La conversación entre Biden y Zapatero fue cordial: "Aseguró que deseaba una colaboración genuina con España, pero que el cambio de relaciones era difícil y requería pasos recíprocos. Por ejemplo, cuando España retiró unilateralmente su misión de Kosovo hubiésemos apreciado más colaboración y que nos hubiesen advertido antes. Esta decisión es soberana para España y EEUU la respeta, pero tendríamos que haberlo discutido".

El cable continúa relatando que "Zapatero respondió que debía tratarse de un malentendido. España tomó la decisión de retirarse hace un año y no podía mantener su participación en una misión una vez que Kosovo declaró su independencia y fue reconocida por numerosas naciones. España es un país con divisiones, con una organización terrorista vasca que ha matado a 900 personas en su esfuerzo para separarse de España. Cualquier indicación de que el Gobierno español apoya la disolución de un país en componentes regionales sería muy sensible políticamente e impulsaría los separatismos. Por eso, España no siguió apoyando la misión en Kosovo. Sin embargo, Zapatero concedió que España tenía que haber realizado consultas más claras con EE UU antes de su retirada".

Hay que recordar que España había sido uno de los cinco países de la UE que no había reconocido la independencia de Kosovo, algo que también irritó a la administración de Obama tal y como se puede leer en otro cable que relata una reunión en febrero de 2009 entre la entonces secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, con el titular de Exteriores, que entonces era Miguel Ángel Moratinos.

Más allá de las críticas por Kosovo, el encuentro Biden-Zapatero en Viña del Mar sirvió para establecer una nueva relación trasatlántica entre Madrid y Washington. España venía de protagonizar un mandato tenso con Bush marcado por el desplante del socialista al paso de la bandera estadounidense en el desfile del 12 de octubre de 2013. Unos meses más tarde ganaba las elecciones y tomaba la decisión de retirar las tropas españolas de Irak. 

"Zapatero abrió la entrevista felicitando al vicepresidente Biden por su victoria y dijo que había levantado en España y en toda Europa expectativas sobre una nueva relación con EE UU. Biden dio las gracias a Zapatero y añadió que las expectativas podrían ser demasiado altas y que el presidente Obama sabe que las altas expectativas tienen más que ver con los fracasos de las anteriores Administraciones que con la nueva Administración", se puede leer en el mismo cable secreto.

Biden con Zapatero en La Moncloa
Biden con Zapatero en La Moncloa
Casa Blanca

"El vicepresidente Biden señaló que España y EE UU han trabajado como grandes socios en Irak y que necesitamos aumentar la cooperación entre nuestros dos países. La relación no ha sido todo lo positiva en los últimos años pero no había ninguna razón para que no pudiese cambiar de manera instantánea", prosigue el documento filtrado que cita a los siguientes altos cargo de Moncloa: Bernardino León, secretario general de Presidencia; Nieves Goicoechea, secretaria de Estado de Comunicación; Trinidad Jiménez, secretaria de Estado para Iberoamérica; y María Solanes, consejera para asuntos exteriores del presidente.

"Zapatero respondió que manejar la relación entre España y Estados Unidos bajo la Administración Bush era fácil para él. Cualquiera que fuese la posición que tomase la Administración Bush, tomaría la contraria y los números de las encuestas subirían. De forma sarcástica, Zapatero dijo: 'Eso es algo por lo que siempre estaré agradecido a la Administración Bush'. Ahora, sin embargo, España y Europa en general quieren un cambio en las relaciones con Estados Unidos. Europa es un grupo de naciones en las que Estados Unidos puede confiar", concluye.

Fue el inicio de una nueva etapa. Meses más tarde, en mayo de 2010, Biden visitaba España para reunirse con Zapatero en Moncloa y con el Rey Juan Carlos I. También quiso visitar a la Brigada Paracaidista (Bripac) que iba a partir a Afganistán. En Viña del Mar Zapatero llegó a bromear con Biden; aseguran que le había comentado que "España es uno de los lugares en los que le gustaría volver a nacer", un comentario que el vicepresidente estadounidense puntualizó con un "en la costa".

Mostrar comentarios