Bloque Al Iraqiya apoya celebrar conferencia nacional para resolver crisis

  • El bloque político Al Iraqiya, del vicepresidente suní de Irak, Tareq al Hashemi, apoyó hoy la celebración de una conferencia nacional de todas las fuerzas iraquíes para resolver la crisis que atraviesa el país.

Bagdad, 28 dic.- El bloque político Al Iraqiya, del vicepresidente suní de Irak, Tareq al Hashemi, apoyó hoy la celebración de una conferencia nacional de todas las fuerzas iraquíes para resolver la crisis que atraviesa el país.

En un comunicado, el consejero de Al Iraqiya Hany al Ashur dio la bienvenida a la propuesta del presidente iraquí, Yalal Talabani, y del jefe del Parlamento, Osama al Nuyaifi, de celebrar una reunión de todos los grupos políticos, siempre prestando atención al acuerdo de Erbil, que puede ser "la hoja de ruta" para lograr soluciones.

La actual crisis en Irak se desencadenó el pasado día 19 por la emisión de una orden de arresto contra Al Hashemi por supuestos delitos de terrorismo, lo que originó el boicot de Al Iraqiya a las reuniones del Gobierno de unidad nacional, donde tiene ocho ministros.

El Ejecutivo de unidad nacional, encabezado por Nuri al Maliki, fue constituido el 21 de diciembre de 2010, después que las fuerzas políticas alcanzaran una serie de pactos en Erbil, capital del Kurdistán de Irak, que abrieron la puerta a la formación de un Gabinete tras nueve meses de vacío gubernamental después de las elecciones.

En otro comunicado, el líder de Al Iraqiya, Ayad Alaui, puso como condición para la celebración de esa conferencia nacional la asistencia del presidente del Kurdistán de Irak, Masud Barzani, que auspició los pactos de Erbil, y de los dirigentes chíes Muqtada al Sadr, dirigente del Bloque Sadr, y del clérigo Ammar al Hakim.

Alaui también consideró necesaria la formación de un comité político que compruebe las investigaciones del caso de Al Hashemi sin interferir en el proceso judicial, así como la liberación de los detenidos por motivos políticos y la revisión de las últimas "políticas arbitrarias tomadas contra los socios de Gobierno".

"Todas las opciones están abiertas, entre ellas la celebración de nuevas elecciones y la posibilidad de que nuestra coalición nacional presente un nuevo candidato a primer ministro", expresó Alaui, que advirtió del riesgo de que Irak caiga en una dictadura.

Junto a la tensión política, Irak vive una crisis de seguridad que se ha exacerbado tras la retirada de las tropas estadounidenses y agudizado por una serie de atentados como la cadena de explosiones que el pasado jueves dejó más de 60 muertos en Bagdad.

Mostrar comentarios