Viernes, 14.12.2018 - 00:14 h
Declaraciones en el XX Foro Latibex

Calviño se mantiene firme e insiste en que habrá Presupuestos antes de 2019

Asegura que el proteccionismo, la evolución del crudo, la deuda y el estancamiento de la productividad son los principales riesgos para la economía.

La ministra de Economía, Nadia Calviño, en el Foro Latibex
Calviño se mantiene firme e insiste en que habrá Presupuestos antes de 2019. / EFE

La ministra de Economía y Empresa, Nadia Calviño, ha insistido en que el Gobierno trabaja sobre el escenario de tener aprobados unos presupuestos antes de final de año y en que el Ejecutivo de Pedro Sánchez sigue trabajando para obtener los apoyos necesarios a dichas cuentas. Calviño confía en que antes de diciembre se produzcan avances en torno a la unión bancaria y ha tachado de extraordinariamente positivo el acuerdo sobre el Brexit.

En declaraciones a los medios tras su intervención el XX Foro Latibex, Calviño ha señalado que el Gobierno trabaja en el desarrollo de vías de financiación alternativas a la bancaria, porque la última crisis hizo evidentes los riesgos asociados a un modelo muy centrado en la banca, y en este sentido cree que es preciso tender puentes hacía América Latina para que puedan desarrollarse allí los mercados de financiación.

La titular de Economía ha incidido en que los riesgos para la economía global siguen estando en la adopción de medidas proteccionistas, la evolución del precio del petróleo, el elevado endeudamiento, el estancamiento de la productividad mundial y las incertidumbres geopolíticas. Por ello ha defendido la necesidad de tener un entorno estable que sea favorable a la inversión, particularmente en un contexto de normalización de la política monetaria.

Perspectivas positivas para España 

En lo que respecta a la economía nacional, Calviño ha incidido en que la perspectiva sigue siendo positiva y ha reiterado que este año se cerrará con un crecimiento del 2,6%, que se desinflará hasta el 2,3% el próximo ejercicio, de acuerdo con un escenario que considera prudente. Con la idea de corregir los desequilibrios, Calviño ha apostado por mantener la disciplina fiscal, la inversión en cohesión social para paliar el aumento de la desigualdad que se produjo en los últimos años, y por una agenda de reformas estructurales que siente las bases de un crecimiento sostenido.

El objetivo de dichas reformas sería permitir a España tomar una “posición proactiva” ante el parón que le está llegando a la economía española, sobre todo porque según ha dicho, España podrá alcanzar el superávit primario el año que viene.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios