Lunes, 20.05.2019 - 15:14 h
El Gobierno llevó los casos de abusos

Calvo plantea al Vaticano el futuro del IBI a la Iglesia y del resto de sus propiedades

También se comprometen a "buscar una solución" al traslado de los restos de Franco y la Santa Sede adelanta que no se opondrá.

Carmen Calvo, con el secretario de Estado de la Santa Sede, el cardenal Pietro Parolin
Carmen Calvo, con el secretario de Estado de la Santa Sede,Pietro Parolin. / Gobierno de España

La vicepresidenta del Gobierno y ministra de la Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad, Carmen Calvo, ha aprovechado su reunión de hoy con el secretario de Estado de la Santa Sede, cardenal Pietro Parolin, que ha tenido lugar en la Ciudad del Vaticano, para poner encima de la mesa todas las cuestiones pendientes que había entre ambas partes. Un encuentro, por lo tanto, con una agenda más que cargada, que va desde el traslado de los restos del dictador Francisco Franco del Valle de los Caídos a otro lugar aún por determinar a la situación fiscal de la Iglesia en nuestro país.

En el plano económico, el encuentro, que ha sido "extremadamente cordial" según ha comunicado el Ejecutivo español, ha servido para replantear una vez más el régimen fiscal de la Iglesia en España, en concreto, la situación actual en lo que respecta al pago del Impuesto de Bienes Inmuebles o, mejor dicho, el no pago actual. A la vez, se ha tratado el "proceso de revisión de los bienes inmatriculados por la Iglesia", es decir, el estatus del conjunto de las propiedades eclesiásticas y su relación con la Administración. El secretario de Estado del Vaticano ha mostrado su voluntad de abordar conjuntamente ambos temas para alcanzar puntos de encuentro, indica la nota oficial.

Asimismo, el cardenal Parolin ha garantizado a la vicepresidenta del Gobierno español que no va a oponerse a la exhumación de los restos de Francisco Franco del Valle de los Caídos. Respecto a la inhumación, ambos han coincidido en la necesidad de "buscar una solución y seguir manteniendo el diálogo". En este sentido, el Gobierno español ha agradecido a la Santa Sede la comunicación "cordial y fluida" que se está manteniendo con el cardenal arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, y con el presidente de la Conferencia Episcopal, cardenal Ricardo Blázquez.

La Iglesia, del mismo modo, ha trasladado "su preocupación, compartida por el Gobierno, por dar justicia a las víctimas de abusos y prevenir estos hechos en el futuro". En este sentido, el Gobierno ha informado a la Santa Sede de las modificaciones en el Código Penal para conseguir que estos delitos sean imprescriptibles.

Ahora en Portada 

Comentarios