Cameron y Abe anuncian que Toshiba invertirá en industria nuclear británica

  • El jefe del Ejecutivo británico, David Cameron, y el primer ministro japonés, Shinzo Abe, anunciaron hoy en Londres que la firma nipona Toshiba invertirá 200 millones de libras (243 millones de euros) en la industria nuclear del Reino Unido.

Londres, 1 may.- El jefe del Ejecutivo británico, David Cameron, y el primer ministro japonés, Shinzo Abe, anunciaron hoy en Londres que la firma nipona Toshiba invertirá 200 millones de libras (243 millones de euros) en la industria nuclear del Reino Unido.

Durante la visita al Reino Unido del líder nipón como parte de una gira europea que incluye Alemania, Portugal, España, Francia y Bélgica, ambos políticos revelaron un acuerdo que podría generar 14.000 empleos en el Reino Unido.

"Se trata de un símbolo de la creciente relación entre el Reino Unido y Japón", afirmó hoy Cameron, al tiempo que Abe, que mañana visitará el parque olímpico de Londres, confió en "que los sólidos vínculos entre las economías japonesa y británica se promuevan más".

Sobre la cuestión nuclear, Londres aplaudió el llamado Plan de Energía Estratégico puesto en marcha por Japón, que incluye el uso seguro y pacífico de energía nuclear y la aceleración de la introducción de energía renovable, indicó hoy un comunicado conjunto publicado por el Foreign Office.

Londres y Tokio señalaron que continúan trabajando juntos para apoyar los esfuerzos de desmantelamiento en la central nuclear de Fukushima.

Además, ambos líderes reafirmaron en un comunicado conjunto la "dinámica colaboración estratégica" que une a sus respectivos países, basada en valores como la democracia, el Estado de derecho, los derechos humanos y los mercados abiertos y transparentes.

"Es una relación con una larga historia, al tiempo que está firmemente orientada hacia el futuro", señalaron.

En materia de paz y seguridad global, convinieron en que "un entorno de seguridad estable contribuye a la prosperidad social y económica" y abogaron por reconocer "la creciente importancia de la región del este de Asia y que su estabilidad es vital para la seguridad y prosperidad global".

El compromiso para trabajar juntos a fin de "reducir el riesgo de terrorismo para nuestros ciudadanos, incluyendo el terrorismo que crece dentro del país, y para nuestros aliados en el extranjero", fue otro de los puntos acordados.

Cameron y Abe condenaron "las sistemáticas y horribles violaciones de los derechos humanos en Corea del Norte", a la que instaron a "adoptar medidas inmediatas para que abandonen sus armas nucleares y los existentes programas nucleares".

Sobre seguridad, expresaron su preocupación por la "situación humanitaria en deterioro de Siria y en países vecinos" y pidieron al régimen de Bachar al Asad "el cese de su obstrucción arbitraria del envío de ayudas" así como que se involucre en el proceso político, según el ministerio británico.

En cuanto al crecimiento y la prosperidad global, otro del los puntos tratados, Cameron y Abe aplaudieron "el progreso realizado para revitalizar las economías británica y japonesa" y acordaron "compartir experiencias en áreas como las políticas macroeconómicas" con la esperanza de abrir nuevos negocios y oportunidades de inversión.

Mostrar comentarios