Canal de Isabel II exigirá el pago del agua supuestamente robada en Aquópolis

  • El Canal de Isabel II reclamará el pago del agua presuntamente consumida de forma fraudulenta por el parque acuático Aquópolis de Villanueva de la Cañada, cuyo director, Mariano Valverde, ha quedado hoy en libertad sin medidas cautelares, aunque el juez le imputa un delito de estafa.

Madrid, 30 ago.- El Canal de Isabel II reclamará el pago del agua presuntamente consumida de forma fraudulenta por el parque acuático Aquópolis de Villanueva de la Cañada, cuyo director, Mariano Valverde, ha quedado hoy en libertad sin medidas cautelares, aunque el juez le imputa un delito de estafa.

Así lo ha asegurado el portavoz del Gobierno regional y presidente del Canal de Isabel II, Salvador Victoria, quien ha señalado que su trabajo es "recaudar el dinero que se ha defraudado".

"Hay que reclamar el pago del agua por solidaridad con el resto de los madrileños que pagamos nuestras facturas, no podemos amparar el consumo gratuito de agua", ha añadido.

En opinión de Victoria, este caso es "muy llamativo", ya que "al parecer esta persona urdió una estratagema para no pagar el agua que utilizaba".

El portavoz del Ejecutivo regional ha dicho que la pena a la que se enfrenta dependerá de la cuantía del agua supuestamente defraudada y ha aclarado que la posición del Gobierno es de "respeto" a las decisiones de la Justicia.

Según el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, el titular del Juzgado de Instrucción número 6 de Móstoles, en funciones de guardia, ha dejado en libertad a Valverde, al que no ha impuesto ninguna medida cautelar, aunque sí le imputa un delito de estafa por supuestamente consumir agua del Canal de forma fraudulenta.

El director de Aquópolis fue detenido ayer por la Guardia Civil por un delito de estafa como consecuencia de la investigación que se abrió en junio a raíz de la denuncia de un vecino que aseguró que el parque acuático podría haber gastado fraudulentamente 350.000 metros cúbicos de agua del Canal de Isabel II en los últimos cinco años.

Supuestamente, esta instalación se abastecía del agua de pozos subterráneos propios que se habrían secado hace años, lo que podría haber llevado al parque a tomar agua del suministro general del Canal para abastecer sus numerosas piscinas del complejo, donde incluso se podrían haber "trucado" los contadores.

Mostrar comentarios