Cañamero advierte que "por mucha represión que haya" no acabarán con el SAT

  • El portavoz del Sindicato Andaluz de los Trabajadores (SAT), Diego Cañamero, ha advertido hoy en Cádiz de que "por mucha represión que haya" contra su colectivo no cesarán "en la lucha".

Cádiz, 17 oct.- El portavoz del Sindicato Andaluz de los Trabajadores (SAT), Diego Cañamero, ha advertido hoy en Cádiz de que "por mucha represión que haya" contra su colectivo no cesarán "en la lucha".

En declaraciones a los periodistas antes de que comenzara un juicio contra tres sindicalistas acusados de desorden público, lesiones y atentado contra la autoridad, Diego Cañamero ha insistido en que seguirán movilizándose.

Ha recordado que el próximo 22 de octubre emprenderán una marcha en Huelva, a la que seguirá una movilización en el medio rural y una "acción sorpresa muy importante" contra la represión.

El portavoz del SAT ha denunciado la "persecución" a la que están siendo sometidos los miembros del sindicato con sentencias como la del juzgado de instrucción número 1 de Córdoba que les obliga a pagar una multa de 630 euros por invadir las vías del tren a su paso por Córdoba en agosto de 2009, "a pesar de que el fiscal retiró la acusación y fue el juez el que decidió seguir adelante"; un hecho que ha calificado "como único y político".

"El sindicato acumula desde 2007 un total de 67 detenciones, 540 procesados y varias multas por valor de 400.000 euros mientras que Urdangarin y los miembros de la trama Gürtel están en la calle", ha criticado Cañamero.

En cuanto al juicio que se ha celebrado hoy en el juzgado de lo penal número 4 de Cádiz contra tres sindicalistas, Diego Cañamero ha explicado que se remonta al 13 de marzo de 2009 cuando "en una protesta pacífica" y ante la imposibilidad de manifestarse en la calle "de forma espontánea el sindicato decidió ocupar la Delegación del Gobierno de la Junta de Andalucía".

Cañamero ha insistido en que todo se produjo de forma "pacífica" a pesar de que los tres sindicalistas están acusados de lesiones y atentado a la autoridad y la fiscalía pide un año y seis meses de cárcel para cada uno de ellos.

Antonio Gutiérrez, uno de los sindicalistas a los que se juzga hoy, niega haber golpeado a los policías, ya que "ellos eran siete" frente a uno y "nadie se atreve a golpear a siete personas a la vez, sobre todo cuando se suponen que ellos van preparados". EFE

1011035

Mostrar comentarios