Lunes, 25.05.2020 - 04:12 h

Canciller Costa Rica considera al Gobierno de Nicaragua "enemigo xenofóbico"

El canciller de Costa Rica, Enrique Castillo, considera al Gobierno de Nicaragua como un "enemigo xenofóbico" tras la "invasión" que realizó a territorio costarricense en octubre pasado, caso que se encuentra en estudio de la Corte Internacional de Justicia (CIJ).

San José, 17 sep.- El canciller de Costa Rica, Enrique Castillo, considera al Gobierno de Nicaragua como un "enemigo xenofóbico" tras la "invasión" que realizó a territorio costarricense en octubre pasado, caso que se encuentra en estudio de la Corte Internacional de Justicia (CIJ).

"Creo que tenemos que considerarlo (al Gobierno nicaragüense) como un enemigo mientras siga usurpando" el territorio costarricense, expresó Castillo en una entrevista publicada hoy por el diario La Nación.

El funcionario, exambajador costarricense en la Organización de Estados Americanos (OEA) y quien asumió el cargo de Canciller el pasado jueves, señaló al Gobierno del nicaragüense Daniel Ortega como "xenofóbico" hacia Costa Rica.

"Hay una motivación vengativa que se asienta en la xenofobia que el Gobierno de Ortega alimenta en el pueblo nicaragüense y que practica el Gobierno nicaragüense. Es un gobierno xenofóbico contra Costa Rica", afirmó.

El litigio bilateral estalló en octubre de 2010, cuando Costa Rica denunció que Nicaragua había invadido con militares y civiles una porción de su territorio en Isla Portillos (o Isla Calero), en la costa del Caribe, donde causó daños ambientales a un humedal protegido por convenios internacionales y taló bosques.

Costa Rica, que no tiene ejército desde 1948, asegura que esta incursión se produjo en el marco del dragado del fronterizo río San Juan, de soberanía nicaragüense.

El Gobierno de Nicaragua ha afirmado que las obras se realizaron en territorio propio y que los militares han efectuado allí labores contra el narcotráfico.

Costa Rica elevó el caso ante la CIJ, que en marzo pasado dictó medidas cautelares, entre las cuales se destaca el impedimento a ambos países de enviar a la zona civiles y personal oficial, militar o policial.

En agosto pasado el Gobierno costarricense protestó al de Nicaragua por la presencia en la zona de litigio de unos cien miembros de la Juventud Sandinista, grupo afín a Daniel Ortega, y exigió su salida del lugar.

Sin embargo, un día después Ortega apoyó públicamente a esos jóvenes, lo que Costa Rica calificó como una burla hacia las medidas ordenadas por la CIJ.

En la entrevista publicada hoy, el canciller Castillo asegura que una de las motivaciones que tuvo Ortega para "invadir" suelo costarricense es "una muy obvia y burda: para obtener rédito electoral" de cara a los próximos comicios en los que buscará una polémica reelección.

"El Gobierno de Nicaragua no midió, ni está consciente de la gravedad que significa la invasión. No está consciente de que un acto de esos daña profundamente la relación entre dos países vecinos. Esas acciones dejan cicatriz", manifestó el nuevo canciller costarricense.

Castillo aseguró que su país seguirá apostando por la vía del derecho internacional para resolver el conflicto con su vecino.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING