Viernes, 14.12.2018 - 02:42 h
Evita pronunciarse claramente

Carcedo sobre la gestación subrogada: "Cada padre sabrá lo que tiene que hacer"

La nueva ministra de Sanidad se ha negado a dar una respuesta para las familias atrapadas en Ucrania que no pueden inscribir a sus hijos en España.

Jura o promesa de la nueva ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, ante el Rey
Jura o promesa de la nueva ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, ante el Rey / Pool

María Luisa Carcedo tiene muy clara su opinión sobre la gestación subrogada. La nueva Ministra de Sanidad se ganó numerosas críticas nada más acceder al puesto al comparar este método reproductivo con el tráfico ilegal de órganos, una postura que comparte el Gobierno del PSOE. Este martes, Carcedo se ha reiterado en lo que dijo nada más tomar posesión y ha remitido a un informe realizado por el Comité de Bioética Español, "que ilustra bastante bien la situación".

En su opinión, el Ejecutivo ya ha dejado bastante clara su posición al respecto -que es contraria a la legalización, como propone Ciudadanos- y simplemente se ha limitado a señalar que "cada padre debe tomar sus decisiones, no tengo nada más que decir". Así se ha manifestado en una entrevista en Onda Cero cuando ha sido preguntada por las familias atrapadas en Ucrania tras haber realizado allí procesos de gestación subrogada, de modo que no ha indicado una posible solución para esos padres que no puede inscribir a sus bebés como sus hijos en la embajada española.

Otro tema que la ministra de Sanidad ha tratado ha sido el auge de los antivacunas, algo que está poniendo en riesgo la salud en Europa, como ha quedado patente con la oleada de sarampión que estamos viviendo en países como Francia. Para Carcedo, se trata de "un problema muy preocupante" y ha incidido en la importancia de concienciar a la población para que no siga "esas modas que ponen en riesgo a sus hijos y al conjunto de la sociedad no se sigan. 

"Las vacunas hicieron mucho bien para la salud mundial, no se puede poner en riesgo. Lo más útil en una democracia es que la ciudadanía esté informada y tenga capacidad de discernimiento entre la información que le llega. Cuando no existían las vacunas sabemos lo que ocurría y que estas trajeron mayores niveles de salud y la erradicación de muchas enfermedades. Por eso, sabemos cuáles son las consecuencias de no vacunarse y no deberíamos jugar con ello", ha recalcado y ha pedido a quienes no quieren vacunarse que no arrastren a sus hijos consigo. "Si una persona no quiere saber nada de los avances de la sociedad, es su problema, pero que no arrastre a sus hijos y no influya en otras personas", ha aseverado.

Por otro lado, se ha referido a las terapias alternativas y la medicina homeopática, que también están cogiendo mucha popularidad, e igualmente ha señalado que "no hay evidencias científicas de que funcionen". "El Gobierno está haciendo una estrategia para informar sobre las terapias alternativas. Ya en la época de Zapatero se empezó un documento que pone de relieve que no existen dichas evidencias. Si bien la UE debe crear una directiva sobre esto, es un tema que debe regularse".

"Quiero que el sistema de salud no se desvirtúe"

Por último, cuestionada sobre el legado que quiere dejar en su paso por el Ministerio, Carcedo ha comentado que le gustaría que el sistema nacional de salud no se desvirtúe y siga representando un medio para luchar contra la desigualdad. "Quiero que siga siendo un elemento generador de cohesión social y que mantenga los criterios de equidad", ha resaltado. 

Además, ha manifestado que le gustaría hacer de todo en el Ministerio de Sanidad, "pero llevo muchos años en política y sé que un día estás y al siguiente no estás. Tengo que entrenarme en lo que es ser un alto cargo, sobre todo un Ministerio. Pero haré todo lo más honestamente posible y con el máximo rigor. Me he dejado media vida en el sistema de salud y estoy muy orgullosa de lo que pude aportar y ahora seguiré haciéndolo". 

Ahora en Portada 

Comentarios