Carod advierte que nadie lidera el estado de ánimo de afirmación nacional

  • Barcelona.- El vicepresidente del gobierno catalán, Josep Lluís Carod-Rovira, ha asegurado hoy que, después de la sentencia del Estatut, en Cataluña "hay un estado de ánimo colectivo de afirmación nacional y democrática" aunque ha alertado que este sentimiento de reacción "no lo lidera nadie".

Saura pide margen maniobra al Estado y advierte de que las buenas palabras no sirven
Saura pide margen maniobra al Estado y advierte de que las buenas palabras no sirven

Barcelona.- El vicepresidente del gobierno catalán, Josep Lluís Carod-Rovira, ha asegurado hoy que, después de la sentencia del Estatut, en Cataluña "hay un estado de ánimo colectivo de afirmación nacional y democrática" aunque ha alertado que este sentimiento de reacción "no lo lidera nadie".

Según ha dicho Carod-Rovira en unas declaraciones a Rac 1 recogidas por Efe, el Estatut "ha tenido tres recortes" y "quien primero rompió la unidad" catalana "fue CiU con su viaje a Madrid en el que su líder, Artur Mas, y el presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, hicieron el primer recorte".

Sobre la respuesta de los catalanes a los tres "recortes", el vicepresidente catalán ha considerado que "Cataluña es un país reactivo más que propositivo, somos un país que tenemos tendencia a reaccionar".

"Hay un estado de ánimo colectivo de afirmación nacional y democrática pero no hay nadie que lo lidere", este sentimiento "carece de liderazgo político", ha recalcado Josep Lluís Carod-Rovira.

Después de indicar que está convencido de que el Estatut que ha sido alterado por el Tribunal Constitucional "será el último que hará Cataluña", el vicepresidente ha considerado que "es un buen momento para que la sociedad catalana se plantee si ya está bien como está o si prefiere otro tipo de relación con España o con Europa".

Ha afirmado ser partidario, en este sentido, de que el Parlament haga "una declaración unilateral de independencia" de Cataluña, porque "es el único mecanismo que España entiende" y "en el siglo XIX ya se acostumbró" a este tipo de declaraciones cuando fueron realizadas por muchos países iberoamericanos.

Sobre el referéndum de autodeterminación que, en su opinión, debería ser convocado posteriormente a la declaración unilateral de independencia, Carod-Rovira ha señalado que él sólo preconiza los referéndums "si se ganan, y para ganarlos no se pueden improvisar".

"Yo dije de hacerlo el 2014 -ha recordado- porque hará 300 años que Cataluña perdió sus estructuras de Estado, y también porque en aquel año se habrán terminado ciertos fondos europeos, y los territorios del Estado Español que están acostumbrados a recibirlos, querrán continuar teniendo ayudas públicas, y ya se pueden imaginar a quién tocará pagarlas".

Mostrar comentarios