Casado apuesta por volver al centro, como le recomendó Feijóo, y critica a Vox

Pablo Casado, en la comparecencia tras las elecciones.
Pablo Casado, en la comparecencia tras las elecciones.
EFE

El Partido Popular ha hecho autocrítica. O, mejor dicho, catarsis. Los resultados electoral del pasado domingo y los inminentes comicios del 26 de mayo obligan a ello. En un Comité Ejecutivo donde se han dado cita todos los barones, a excepción de Alberto Núñez Feijóo, que ha sido el gran ausente, Pablo Casado ha apostado por regresar a la centralidad y abandonar las posiciones más escoradas a la derecha que se han defendido durante la campaña electoral. El presidente de los populares también ha hablado claro al referirse a Vox como "ultraderecha".

La debacle de los populares este 28 de abril han llevado a los populares a cambiar su discurso. Si el propio Casado tendía hace unos días la mano a Vox a escasas horas de los comicios, ahora, menos de 48 horas después de conocerse el resultado electoral, el PP ha acometido varios cambios de relevancia.

En primer lugar, Génova ha cambiado el lema de la campaña. "Centrados en tu futuro" es el nuevo eslogan electoral de los populares. Lo hacen para, siguiendo el consejo que había lanzado Alberto Núñez Feijóo, recuperar el centro que han dejado de lado en los últimos meses. 

En segundo lugar, Casado ha decidido que la nueva jefa de campaña de las municipales y autonómicas sea Cuca Gamarra, vicesecretaria general del PP. La responsable de las europeas será, por su parte, la exministra Isabel García Tejerina. Prescinde así de Javier Maroto, que no ha acertado con el diseño del 28-A y que ni siquiera ha sacado su escaño por Álava.

En su discurso ante el Comité Ejecutivo Casado ha expresado su malestar con la campaña que han realizado Vox y Cs, una fragmentación que, a su juicio, les ha llevado a no poder alcanzar el Palacio de la Moncloa. Ha señalado ante los suyos que él asume la responsabilidad y que ahora hay que ponerse a trabajar en las autonómicas, municipales y europeas de mayo, según fuentes del PP citadas por Europa Press.

El presidente del PP ha afirmado que "ya no hay tres derechas" sino que hay un centro-derecha que es el PP, un partido que anda coqueteando con la izquierda, en alusión a Ciudadanos, y luego la "ultraderecha", en referencia a Vox. Hasta ahora, había rehusado definir al partido de Santiago Abascal.

En especial ha atacado a Ciudadanos, al que considera un "partido de tránsfugas". Y ha llegado a afirmar que si el "transfuguismo es la nueva política, viva la vieja política", ha exclamado en referencia especialmente a Ángel Garrido. Además, Casado ha señalado que la lealtad y el buen tono que ha mantenido en campaña con el partido naranja no se ha visto correspondido, algo que, fuentes del PP interpretan como un cambio de estrategia ante los comicios de mayo.

Mostrar comentarios