Domingo, 22.09.2019 - 20:04 h
Busca una relación de tú a tú con los grandes empresarios

Casado prepara un 'roadshow' por el Ibex para recuperar el trato que perdió Rajoy

El nuevo presidente del PP quiere retornar los contactos que dejó a un lado su predecesor en el cargo durante sus seis años y medio en La Moncloa.

El líder del PP, Pablo Casado, da un rueda de prensa tras conocerse que la juez
El líder del PP, Pablo Casado, durante su última rueda de prensa en Génova / EP

Pablo Casado quiere mantener una relación de 'tú a tú' con los grandes empresarios del país. El nuevo presidente del Partido Popular, consciente de que necesita al poder económico si quiere alcanzar la Presidencia del Gobierno, va a poner en marcha a la vuelta del verano un 'roadshow' por las grandes empresas españolas con el objetivo de presentar su proyecto político. El nuevo equipo de Génova abrirá, de esta forma, una etapa diferente a la que mantuvo su predecesor en el cargo. Y es que durante los seis años y medio que Mariano Rajoy permaneció en La Moncloa sus contactos con el empresariado español fueron escasos o más bien inexistentes.

"Habrá contactos a partir de septiembre", explican a La Información fuentes de la cúpula del nuevo PP. El presidente ha dado orden a su equipo de colaboradores de programar actos públicos y privados con todos los sectores de la sociedad y el de los empresarios es uno de los nichos que Casado quiere cultivar especialmente ahora que ocupa el despacho de presidente en la séptima planta de la calle Génova. 

Casado no es un desconocido para el Ibex 35, pero sí es cierto que hasta ahora el dirigente popular no ha mantenido una relación cercana con los despachos de poder económico como la que sí pudieron tener otros miembros del Gobierno, como Soraya Sáenz de Santamaría, su rival en las primarias. Sin embargo, Casado sí que cuenta con 'padrinos' con excelentes contactos en el mundo de los negocios: desde el expresidente del Gobierno, José María Aznar, o su exministro de Industria, Josep Pique, hasta Manuel Pizarro, expresidente de Endesa y actual consejero de El Corte Inglés.

El nuevo presidente del PP también quiere mantener una relación de afinidad con la CEOE. La patronal de los empresarios se prepara para una transición tranquila, con el previsible relevo en la presidencia de Juan Rosell y el ascenso de Antonio Garamendi, de forma que Casado pretende apoyarse en la organización empresarial para desgastar al Gobierno de Sánchez. La anunciada subida del Impuesto de Sociedades es una línea roja para unos empresarios que no quieren pagar más impuestos. Además, el renovado PP también planteará reuniones con los sindicatos más representativos, pero en este caso la relación se antoja más complicada por lo alejadas que se encuentran sus posturas.

Las fuentes de la dirección del PP consultadas aseguran que Casado y su equipo quieren "escuchar las preocupaciones de todos los sectores de la economía para avanzar juntos". En Génova consideran que recuperar la relación con empresarios les hará sumar un "intangible" para poder encarar con garantías las próximas citas con las urnas.

En el PP de Pablo Casado se preparan para un final de legislatura de lo más movido en materia económica. "Nuestro objetivo es frenar las barbaridades que quiere hacer el Gobierno de Sánchez", aseguran desde la cúpula del partido. Para ello, los populares están dispuestos a alcanzar acuerdos con el Ejecutivo, como el ya pactado incremento del gasto en Defensa, pero en la mayoría de aspectos va a haber choque, tal y como quedó claro en la primera reunión que mantuvieron Casado y Sánchez en La Moncloa hace dos semanas

Hay que recordar que Rajoy decidió descuidar al grupo de empresarios VIP que sí mantuvieron una relación fluida con los anteriores presidentes del Gobierno. El Ibex 35 acusó esa falta de sintonía con el principal inquilino de La Moncloa, mientras que en el equipo que rodeaba al gallego se solía repetir que Rajoy había llegado al Gobierno sin la ayuda de los grandes empresarios y que por eso no contaba con ellos. El jefe del Ejecutivo delegó la interlocución con las empresas en Soraya Sáenz de Santamaría y en sus ministros de Economía, Industria, Energía y Hacienda, principalmente, manteniendo con los presidentes y consejeros delegados contados encuentros, tanto en público como en privado. Esa equidistancia va a llegar a su fin con Casado.

El nuevo equipo económico del PP está liderado por la que fuera ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina. La vallisoletana es la nueva 'gurú' de Génova y se encargará de pilotar toda la estrategia del partido desde su vicesecretaría sectorial. Por debajo de ella emerge la figura de Alberto Nadal, uno de los hermanos que más poder tuvieron durante el Gobierno de Rajoy. Fue número dos de Cristóbal Montoro en Hacienda y ahora ejercerá la misma responsabilidad en Génova como secretario de Economía y Empleo.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios