Lunes, 19.11.2018 - 13:19 h
Durante la comparecencia del presidente del Gobierno

Casado acusa a Sánchez de ser cómplice del "golpe de Estado en Cataluña"

El presidente ha llamado al líder del PP a abandonar la "crispación" y la "radicalización" y a "volver a la moderación" en un tenso debate.

Pablo Casado durante su comparecencia en el Congreso.
Pablo Casado durante su comparecencia en el Congreso. / EFE

"Es usted partícipe y responsable del golpe de Estado que se está perpetrando en España", le ha acusado el líder del PP, Pablo Casado al presidente del Gobierno. Una acusación tras la que Sánchez, ha pedido al líder del PP, Pablo Casado, que la retirara le ha advertido de que esa es una frase que "llena de ignominia" a su grupo parlamentario. "Retire aquí cuando suba a la tribuna esa frase", ha exigido Sánchez a Casado en su turno de réplica durante su comparecencia sobre la venta de armas a Arabia Saudí. Tras subrayar que esas palabras no son "aceptables", el presidente ha llamado al líder del PP a abandonar la "crispación" y la "radicalización" y a "volver a la moderación".

El presidente del Gobierno ha advertido en un posterior turno de palabra al líder del PP, de que no hablará más con él si no retira su acusación de que es "partícipe y responsable del golpe de Estado que se está perpetrando en España". "¿Mantiene sí o no esas palabras? ¡Si las mantiene, usted y yo no tenemos nada más de qué hablar", ha dicho Sánchez a Casado en el pleno del Congreso, tras reclamarle más de media docena de veces que retirara su acusación.

El líder del PP, Pablo Casado, ha advertido al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de que no acepta "ni una sola lección" de moderación, democracia y Constitución. Y ha afeado a Sánchez que le pida moderación cuando él "se rodea" de "batasunos, independentistas y de la extrema izquierda" y permite que el expresidente José Luis Rodríguez Zapatero hable con Arnaldo Otegui o que el líder de Podemos negocie con los presos y prófugos independentistas.

En su dúplica al presidente durante la comparecencia de Sánchez en el Congreso, Casado se ha reafirmado además en sus palabras anteriores, cuando ha dicho que el jefe del Ejecutivo es "responsable" del "golpe de Estado" de los independentistas. "¿Y qué es si no?", ha dicho. Casado ha vuelto a preguntar al presidente "qué más tiene que pasar" para que vuelva a activar el artículo 155 de la Constitución en Cataluña.

El líder del PP no solo ha dirigido sus reproches a Sánchez, también ha advertido de que no acepta lecciones de democracia de otros como el portavoz de ERC, Joan Tardá, quien antes ha señalado que si el líder del PP pudiera "fusilaría" a los independentistas. "Debería hablar menos de fusilar porque su partido sobre fusilamientos deberían callarse", le ha dicho Casado a Tardá. Además, ha advertido a Oskar Matute, portavoz de Bildu, de que el PP no piensa tolerar que hable de derechos humanos el mismo diputado que justifica a los terroristas, que mataron, entre otros, a veinte dirigentes populares. Y ha cerrado este capítulo pidiendo al PSOE que "no permita" esta "indignidad" por parte de Bildu, por parte de quienes "justifican los crímenes atroces de la etapa más negra de nuestra historia".

Reproches por Venezuela

Por otro lado, Sánchez ha acusado a Casado, y al de Ciudadanos, Albert Rivera, de "no tener vergüenza" y carecer de "escrúpulos" por utilizar el sufrimiento del pueblo venezolano con el objetivo de criticar el apoyo de Podemos al Ejecutivo. En su turno de réplica durante la comparecencia para informar de la última cumbre europea, Sánchez se ha referido a las críticas lanzadas por Casado y Rivera contra la actitud del Gobierno con Venezuela.

A ambos líderes les ha espetado que "son políticos sin escrúpulos" porque considera que "usan para consumo doméstico el dolor y el sufrimiento del pueblo venezolano". Sánchez ha insistido en esa línea, en que tanto a Casado como a Rivera les da igual que el Gobierno, en su primera reunión del Consejo de Ministros de Exteriores de la UE, apoyara todas las medidas de endurecimiento de las sanciones contra el régimen de Nicolás Maduro.

También se ha mostrado convencido de que no les importa que junto a las sanciones se intente mantener abierto el diálogo para facilitar una solución. A su juicio, lo único que hacen los líderes del PP y de Ciudadanos es "intentar capitalizar la crisis, el dolor y el sufrimiento de Venezuela para intentar reprochar a este Gobierno el apoyo de Unidos Podemos". Y en esa línea ha insistido: "No les importa Venezuela, sino el apoyo de Unidos Podemos al Gobierno, y eso es no tener vergüenza". Después, en su segundo turno de intervención, el líder de Cs, Albert Rivera, ha contraatacado a Sánchez al afirmar que cuando este acabe su mandato "saldrá su cara" cuando haya que definir el término "sin escrúpulos".

Ahora en Portada 

Comentarios