Jueves, 27.06.2019 - 06:22 h
Se mantienen en el poder tras 32 años

Canje de cromos en Castilla y León: el PP preside la Junta y Cs ayuntamientos

En algunas alcaldías los de Rivera tendrían que sentarse y negociar con Vox, lo que implicaría levantar los ‘cordones sanitarios’ sobre la formación.

El candidato a la presidencia de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco (3d), junto al secretario general del PP, Teodoro García Egea (2i) , el candidato de Ciudadanos a la presidencia de la Junta, Francisco Igea (3i), y lel secretario general de Acción Inst
Canje de cromos en Castilla y León: el PP preside la Junta y Cs los ayuntamientos - EFE / NACHO GALLEGO

Se sigue negociando, pero el acuerdo entre PP y Ciudadanos en Castilla y León parece cada vez más cocinado. Después de que en la tarde de este miércoles se filtrase un principio de pacto entre ambas formaciones, las especulaciones sobre el reparto de poder en el Gobierno regional, ayuntamientos y diputaciones no han dado un respiro.

El PP del Alfonso Fernández Mañueco mantendría la presidencia del Ejecutivo; pero deberá ‘pagar’ por ello. Y el precio se especula que será las alcaldías de algunos ayuntamientos, se rumorea que los de Palencia y Burgos, que hasta la fecha estaban en manos de los populares.

Curiosamente, ambos consistorios estaban en el punto de mira de Ciudadanos. El líder regional naranja, Francisco Igea, había advertido con anterioridad de que uno los requisitos para lograr un pacto debería de ser que nadie que llevase 8 años o más al frente de una responsabilidad política podría continuar en el puesto.

Eso mismo pasa en Palencia, donde el actual alcalde, Alfonso Polanco, lleva en la alcaldía dos legislaturas. Tanto de lo mismo sucede en Burgos con el regidor Javier Lacalle.

El PP habría decidido ceder gobiernos locales a los de Albert Rivera, aprovechando el peaje exigido por Igea. Con esta concesión, de confirmarse, el PP solo gobernaría en una de las 9 capitales de provincia de la región, en Salamanca, que a la sazón es la ciudad de la que fue alcalde Mañueco, dado que es probable que pierda Leon el próximo sábado. También se habla de que el PP podría ceder posiciones en Diputaciones provinciales.

Pese a que el PP ceda el poder en algunas ciudades, si se tratase de las de Palencia y Burgos, en ambas Ciudadanos necesitaría del apoyo de Vox, lo que obligaría a los de Albert Rivera a sentarse y negociar antes del sábado con Vox, lo que implicaría levantar los ‘cordones sanitarios’ sobre la formación de Abascal.

El PP hizo público anoche un breve comunicado confirmando el acuerdo en Castilla y León, que haría presidente a Mañueco. En ese Ejecutivo entraría como vicepresidente el líder de Cs, Francisco Igea, que ha mantenido siempre animadversión hacia los dirigentes populares en la región, lo que apunta a una legislatura tensa.

De hecho, Igea habría sido partidario de acercarse al PSOE en lugar de al PP, pero tras la intervención de la dirección nacional se marcó a los de Génova como socio.

En el PSOE el principio de acuerdo ha sido muy criticado. El candidato Luis Tudanca, que ganó las elecciones, cuestiona que este pacto sea regenerador, tal y como prometía Ciudadanos, dado que permitirá seguir en el poder al PP, en el que se mantiene desde hace 32 años.

Ahora en Portada 

Comentarios