Viernes, 14.12.2018 - 23:56 h
Para proteger al pequeño comercio

Castilla y León propone que las tiendas cobren a los clientes por probarse ropa

"Sino, la gente lo compra después en las grandes compañías que venden en Internet", ha señalado la consejera de Economía, Pilar del Olmo.

Gran Vía registra un récord con más de 50.000 peatones en el primer fin de semana de rebajas
Cobrar por probarse ropa puede ser una medida para proteger al pequeño comercio. / EP

La consejera de Economía y Hacienda de Castilla y León, María del Pilar del Olmo, ha propuesto este martes que los comercios empiecen a cobrar a aquellas personas que se prueban ropa en sus tiendas para evitar que luego acaben comprando ese producto a través de internet.

Así lo ha indicado en rueda de prensa al término de la Conferencia Sectorial de Comercio, donde los consejeros autonómicos han acordado con la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, la creación del Observatorio de Comercio 4.0 para dar respuesta a los desafíos del mercado digital. En este contexto, la consejera regional ha explicado que una de las medidas que ha propuesto en la reunión ha sido pedir que se empiece a "cobrar por probarse (ropa) en las tiendas". "Sino, la gente lo compra después en las grandes compañías que venden en Internet", ha señalado.

A su juicio, es el momento de aplicar "ideas innovadoras, motivadoras y revolucionarias" que pongan en valor el trabajo de los pequeños comerciantes frente a las grandes multinacionales que operan a través de la red. No obstante, Del Olmo ha matizado que esta idea es una simple propuesta que se ha de debatir en las mesas de trabajo que se han fijado en la Conferencia Sectorial de Comercio, por lo que, de momento, no se ha concretado nada. "Vamos a tener que trabajar mucho", ha reconocido.

"Es simplemente un ejemplo", precisó, insistiendo en la necesidad de favorecer un cambio de los actuales hábitos de consumo de los consumidores más jóvenes para que se acerquen al comercio de proximidad desde el reconocimiento además de que se ha demostrado que el conservadurismo "no es bueno". "Es una seña de identidad de España la existencia del comercio en las ciudades, en los centros urbanos y también, por supuesto, en los pueblos, y la única manera de que perviva es buscar ideas innovadoras que no quiere decir que sea esa [cobrar por probarse ropa]. Eso lo he puesto de ejemplo", insistió Del Olmo.

Ahora en Portada 

Comentarios