Cataluña. Homs: “la reforma fiscal es posible"


El portavoz del Gobierno y secretario general de la Presidencia de la Generalitat catalana, Francesc Homs, afirmó hoy en el "Fórum Europa. Tribuna Catalunya" que el Ejecutivo que preside Artur Mas está centrado en tres objetivos claros: la estabilización de las finanzas, la lucha contra la crisis económica y empezar a establecer las bases para el pacto fiscal en la comunidad autónoma. "Lo hemos intentado muchas veces y nunca lo hemos conseguido, pero la reforma fiscal es una lógica posible”, dijo.
Como viene defendiendo el Gobierno de CiU, Homs indicó que “este año 2011 tenemos que trabajar la base argumental y política del pacto fiscal“, un pacto en la línea del concierto económico, que permita a Cataluña administrar los recursos que ella misma genera.
Durante su participación en el "Fórum Europa. Tribuna Catalunya", organizado en Barcelona por Nueva Economía Fórum, el portavoz del Gobierno catalán trazó las líneas a seguir para sacar adelante la propuesta de pacto fiscal.
Según Homs, “se hace necesario salir de la Lofca, construir un régimen singular sobre la base de los derechos históricos y sobre el principio de Trias Fargas de que no nos fiamos de la Administración central“.
LA REFORMA ES POSIBLE
“Lo hemos intentado muchas veces y nunca lo hemos conseguido”, pero esta reforma fiscal es una “lógica posible”, y a España, tal como remarcó esta semana también el consejero de Economía Francesc Mas-Colell, “no le pasará nada malo económicamente hablando“.
“Tengo que hacer un agradecimiento público a ERC por crear un grupo de trabajo para estudiar el pacto fiscal“, manifestó Homs.
Para el portavoz del Gobierno autonómico, “una vez fuera del régimen común, el modelo económico de Cataluña tendría que descansar sobre una ley pactada“, y “esta ley ya existe, pero no tiene ni el contenido ni la vigencia que tiene que tener“.
Francesc Homs enumeró también los aspectos claves para articular el modelo de financiación: el pacto fiscal, el tema financiero (cálculos de criterios de recaptación, por ejemplo) y un tercer capítulo de coordinación bilateral, "que contemple de qué modo y en qué plazos se tendría que revisar el modelo".
Se trata de un pacto fiscal que no se presentaría hasta 2012, después de las elecciones generales, porque “ahora sería un error", ya que "el Gobierno central se encuentra en un final de etapa y no es un buen momento para presentar una propuesta de estas características”. Además, añadió, “nuestro país necesita presentar victorias, resultados, para recuperar confianza”.

Mostrar comentarios