Martes, 26.03.2019 - 20:12 h
Por presunta prevaricación

El Parlament se querella contra Llarena por impedir la investidura de Sànchez

JxCat y ERC consideran que el juez ha incurrido en prevaricación al negarse a dejar salir de prisión al  candidato a la Presidencia de la Generalitat.

Torrent
El presidente del Parlament, Roger Torrent, junto a sus predecesores / EFE

La Mesa del Parlament ha aprobado este viernes querellarse contra el juez del Tribunal Supremo (TS) Pablo Llarena por presunta prevaricación al negarse a dejar acudir al pleno de investidura al candidato de JxCat a la Presidencia de la Generalitat, Jordi Sànchez.

Fuentes parlamentarias han explicado que la decisión se ha tomado con los votos a favor de JxCat y ERC, que tienen mayoría en el órgano rector de la Cámara.

De la querella, que se plantea interponer contra Llarena pero también está abierta a todos los magistrados de la Sala Penal del Supremo, se han encargado ya a los servicios jurídicos del Parlament, pese a que estos han mostrado sus reticencias.

Según fuentes parlamentarias, los letrados han expresado de forma verbal "diversas objeciones respeto a la viabilidad" de que el Parlament como institución presente una querella por prevaricación contra un magistrado del Supremo.

Ciudadanos, según fuentes del grupo, ha advertido de que se trata de una querella "temeraria" y se ha opuesto a que se puedan destinar recursos públicos a lo que considera que es el "interés de un particular" (Jordi Sànchez), al tiempo que ha advertido del riesgo de incurrir en un delito de malversación, algo que comparte también el PPC.

Los Comunes, pese a compartir la necesidad de dar una respuesta a la decisión de ayer de Llarena, han expresado también dudas jurídicas y han planteado pedir un informe a un abogado penalista externo para que determine si el Parlament puede presentar una querella, habida cuenta de que los letrados de la Cámara no son expertos en derecho penal.

Esta propuesta sin embargo ha sido descartada por la mayoría independentista de JxCat y ERC (la CUP no tiene voto en la Mesa), que quiere que la querella la elaboren exclusivamente los servicios jurídicos de la Cámara, con lo que se evitarían pagos a profesionales externos.

JxCat y ERC sí que han aceptado en cambio la otra propuesta de Catalunya en Comú-Podem: estudiar la posibilidad de presentar una queja ante el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) mientras se redacta la querella.

Si bien la oposición ha cuestionado dentro de la reunión de la Mesa que la querella responda a un interés público, JxCat y ERC defienden que es por el "interés de todos los diputados", ya que consideran que el Parlament como tal "está perjudicado" por las decisiones del juez Llarena.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios