Viernes, 18.01.2019 - 23:57 h
Subirá el SMI y el sueldo de funcionarios

Sánchez impulsa su gran programa social y reduce a gestos el 'cortejo' a Cataluña

El Consejo de Ministros en Barcelona limita las medidas catalanas a una propuesta para anular el juicio a Companys y el cambio de nombre de El Prat.

Manifestantes contra el Consejo de Ministros en Via Laietana
Manifestantes contra el Consejo de Ministros en Via Laietana / EUROPA PRESS

El Gobierno de Pedro Sánchez ha tendido la mano, una vez más, a los independentistas catalanes en forma de gestos de marcado carácter simbólico. Esta vez no ha habido de por medio partidas presupuestarias de especial relevancia. El juicio del 'procés' es inminente, de forma que el sanchismo quiere acercarse a los dos partidos que necesita para sacar adelante los Presupuestos Generales del Estado de 2019, ERC y el PDeCAT. De esta forma, las decisiones del Ejecutivo central hacia Cataluña se han limitado esencialmente a dos decisiones que afectan a personajes clave para el independentismo.

El histórico Consejo de Ministros celebrado este viernes 21 de diciembre en Cataluña y que ha durado en torno a tres horas ha sido el escenario para aprobar la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) a 900 euros, una medida de la que Moncloa ha querido sacar especial rédito en el cierre del año y que afectará a 2,5 millones de trabajadores, así como la subida del 2,25% a los sueldos de los funcionarios. También se ha dado el visto bueno a recuperar una partida de 350 millones en formación para personas ocupadas. 

La portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, ha destacado en la rueda de prensa posterior al cónclave en Barcelona -que ha estado rodeado de protestas e incidentes- que se trata de medidas "importantísimas" para Cataluña las que se han aprobado en esta jornada. Misión cumplida a la hora de copar los titulares. 

El Consejo de Ministros también ha dado el visto bueno a contratos de conservación y explotación de carreteras en Cataluña. Son 112 millones que se invertirán en las cuatro provincias en vías como las que unen Tordera y Massanet, Barcelona y Girona o Tarragona y Montblanc. Esta es, por tanto, la única medida económica concreta aprobada este viernes que tendrá su repercusión directa en la autonomía.

Dos decisiones en forma de gestos históricos

SMI, sueldos de los funcionarios , carreteras y formación: son cuatro medidas económicas, que aquilatan el proyecto social del Gobierno socialista. Pero las más importantes para el independentismo que han visto la luz en Barcelona este viernes hacen referencia a cuestiones claramente políticas o históricas.

Así, en el mismo Consejo de Ministros, el Gobierno socialista ha querido tener un gesto de especial simbolismo para los secesionistas al aprobar una declaración a favor de la anulación del juicio a Lluis Companys, presidente de la Generalitat asesinado en 1940 por el régimen franquista tras su detención en Francia. Era una demanda histórica de ERC. Asimismo, el Gobierno central ha acordado modificar el nombre del aeropuerto de El Prat. A partir de ahora se llamará Josep Tarradellas. Gestos, en conclusión, frente a la tensión existente.

Celaá también ha realizado una valoración positiva de la reunión de ayer jueves entre Sánchez y Torra. "Nuestro objetivo es encauzar" la situación política en Cataluña, ha destacado la ministra portavoz realizando un nuevo movimiento de acercamiento hacia el Govern para destensar la relación que se complicó especialmente en las últimas semanas.

Por último, el Consejo de Ministros ha estudiado una propuesta del Ministerio de Justicia que propone modificar el Código Penal y castigar con prisión cualquier agresión sexual contra una mujer sin su consentimiento. De esta forma, desaparecería el tipo de abuso sexual. Lo ha hecho en una semana de especial actualidad tras el asesinato de Laura Luengo en Huelva.

Ahora en Portada 

Comentarios