Según los Mossos

Más revelaciones del 'Barçagate': gastos simulados de La Masia y cesión de datos

Los investigadores apuntan a que habría cedido información personal de los socios del club con finalidades de propaganda particular.

EFE
Bartomeu, expresidente del Barcelona F.C.
EFE

Algún responsable del FC Barcelona "habría cedido datos personales de los socios del club (que forman el censo electoral) con finalidades de propaganda particular y en contra de posibles opositores o críticos a la dirección", según el atestado policial de los Mossos d'Esquadra del caso Barçagate. Según el relato, al que ha tenido acceso EFE, en un informe encontrado en el registro del lunes de la sede de Telampartners (la empresa que presentó I3 Ventures al Barça) se explica "que estos datos del censo son relevantes para el voto".

Además, "se estarían creando bases de datos con esta información privada para adaptar el mensaje de esta empresa (I3 Ventures)", la encargada del trabajo reputacional a favor de Bartomeu y su junta y en contra de sus opositores en las redes sociales. Los Mossos relatan que "el objetivo era identificar el perfil ideológico y político del censo del club" y que en el informe "se identifican unas comunidades de detractores y activos". En el mismo aparecen señalados Joan Laporta y Víctor Font, actuales candidatos a la presidencia del FC Barcelona.

"La unidad de investigación unificada con Smart Analytics medirá la opinión pública, socios, actores influyentes y 'stakeholders' combinando múltiples perspectivas, análisis de aspectos territoriales de base y de calle por cada peña y territorio, un termómetro de lo que sucede en las redes sociales y un modelo predictivo de comportamiento que permitirá etiquetar a todo el padrón en tribus/clústers e incorporar aspectos blandos como ideología, apertura al cambio, posicionamiento político con todos sus atributos y perfiles de comportamiento", dice el informe encontrado en la sede de Telampartners.

Y sigue: "Fortaleceremos una red de comunidades para cada fin, que permitirán intervenir en los tres frentes de trabajo: comunidades de apoyo que puedan ser un vector que le dé contención y dirección a la militancia, otras en tono periodístico que puedan informar de los temas que necesitemos instalar y finalmente 'tracking' sobre activos de contraste que se dediquen exclusivamente a desgastar al candidato y su grupo de trabajo permitiendo un control del daño y anticipar iniciativas de desinformación y desprestigio".

El archivo del informe, según el atestado policial de los Mossos, se denomina "Business Dossier sobre el monitoreo de opiniones relativas al FCB" y es uno de los 11 indicios que encontraron durante el registro de la sede de Telampartners, una empresa dedicada a las inversiones financieras. En el mismo también aparece "un ejemplo para combatir el discurso, el año 2018, del candidato Jordi Roche (esta persona estaba entre las que se postulaban para presentarse a las elecciones del Barça)".

Los Mossos también creen que el FC Barcelona habría simulado como gastos de La Masia para su reputación digital 192.000 euros del Barçagate fraccionados en 16.500 euros mensuales que se ingresaron en la empresa Tantrasoft, perteneciente al conglomerado dirigido por Carlos Ibáñez del cual también forma parte I3 Ventures. Así lo dice el atestado policial al que ha tenido acceso EFE, incluido en el sumario de la investigación del juzgado de instrucción 13 de Barcelona, el cual también explica que el director de La Masia, Xavier Martín, declaró en la instrucción que pidió explicaciones en febrero de 2020 a Óscar Grau, el director general del Barça. Este le dijo que él no sabía nada y que debía hablar con el presidente Josep Maria Bartomeu y su mano derecha, Jaume Masferrer. Bartomeu no supo darle explicaciones a Martín sobre el motivo de estos gastos que "no aparecían en el presupuesto" y lo emplazó a hablar con Masferrer y con Mario Ruiz, jefe de prensa del fútbol base y formativo, según el atestado.

Mostrar comentarios