Sábado, 19.10.2019 - 19:32 h
Personajes del procés

Perfil | Dolors Bassa, la maestra y líder de UGT que acabó ingresando en la cárcel

La que fuera titular de Trabajo del Govern de Cataluña aseguró en 2017 que su ingreso en prisión fue "el momento más duro de mi vida".

La consellera Dolors Bassa
La exconsellera Dolors Bassa / Europa Press - Archivo

"No podemos dejar caer al Gobierno de Sánchez. La alternativa sería mucho peor". Dolors Bassa es una de tantas que, durante el bloqueo político que suma ya largos meses, se ha posicionado a favor de lo que desde el espectro de la izquierda consideran el gobierno progresista. Aquellas palabras las pronunciaría en enero de este mismo año ante los micrófonos de Rac1, poco antes de sentarse en el banquillo del Tribunal Supremo para ser juzgada por rebelión, sedición y malversación por el referéndum y la declaración ilegal de independencia de 2017. 

Fue el 3 de noviembre de 2017 cuando Bassa, entonces consellera de Trabajo, vivió, según dijo en una entrevista en la Agencia Catalana de Noticias (ACN), el "momento más duro de mi vida". Aquel día, alrededor de las 17 horas, la Guardia Civil le puso las esposas. "Allí tomé conciencia de que entraba en prisión". 

Los hechos que se le imputan son rebelión y malversación. Para ella, la Fiscalía pide 16 años de prisión, mientras que la Abogacía reduce la pena a 11. El auto del juez Marchena expone que Bassa, al igual que el exconsejero Toni Comín, "permitió la utilización de sus departamentos para soportar parcialmente el gasto derivado de imprimir las papeletas para la votación, así como de elaborar el censo electoral o de hacer a las citaciones a los componentes de las mesas electorales". 

Carrera política

Dolors Bassa nació el 2 de febrero de 1959 en Torroella de Montgí, municipio de Girona. Férrea en su independentismo, es maestra, psicopedagoga y destaca sobre todo por su trayectoria como activista sindical y social, previa a su entrada en el Parlamento de Cataluña como diputada de JxSí. 

Al igual que Joaquin Forn, su carrera política se impulsó desde el escalón municipal. Desde 2008, fue secretaria general de UGT en Girona, cargo que compaginó con el de concejal de ERC en el Ayuntamiento de su municipio natal. 

En 2015, dimitió como máxima dirigente provincial para presentarse en la lista de la extinta JxSí. Ocupaba el sexto puesto. En la siguiente Legislatura, la XII, se presentó a las elecciones al Parlament como cabeza de lista por la circunscripción de Girona, bajo el sello de ERC. 

Profesora y activista

Está diplomada como profesora de EGB y es maestra de catalán. Ha dado clases en dos centros educativos de Girona: las escuelas Vedruna de Palafrugell y Sant Miquel de Torroella. 

A ello se suma un puesto en el Consejo Social de la Universitat de Girona (UdG) entre 2001 y 2013. En 2012, fue miembro del consejo asesor del Máster de Trabajo, Relaciones Laborales y Recursos Humanos. 

En prisión también ha desempeñado su rol de maestra al ayudar a algunas de las internas a resolver problemas para sacarse el graduado escolar. Algo que ha compaginado con sus largos paseos en el patio de la cárcel junto a su compañera, Meritxell Borràs, con quien comparte celda.

Crítica con el neoliberalismo

Como máxima dirigente de UGT en Girona, Bassa ha destacado por su crítica a la reforma laboral de 2012 -a la que ha atribuido la "precariedad" actual- y a las políticas neoliberales y de recortes europeas, mientras que ha reivindicado los derechos laborales y sociales de la ciudadanía.

En su etapa de activista sindicalista, Bassa se ha mostrado crítica con los desahucios y la privatización de los servicios públicos, y ha abogado por la lucha contra la violencia machista y la pobreza.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios