Se abonará en la nómina de agosto próximo

El Govern abonará una paga extra a los sanitarios: entre 350 y 1.350 euros

El gobierno catalán dedicará 140 millones de euros a compensar a los profesionales sanitarios y al personal de las residencias geriátricas que han trabajado en primera línea contra la Covid-19.

Sanitarios coronavirus hospital
El gobierno catalán dedicará 140 millones  a compensar a los profesionales sanitarios.
Europa Press

El gobierno catalán dedicará 140 millones de euros a compensar a los profesionales sanitarios y al personal de las residencias geriátricas que han trabajado en primera línea contra la Covid-19, cantidad que se distribuirá según la categoría profesional y la presencialidad durante la pandemia. Así lo han explicado hoy miércoles el vicepresidente del Govern, Pere Aragonés, y la consellera de Salud, Alba Vergés, en una rueda de prensa telemática en la que también participa la consellera de la Presidencia, Meritxell Budó.

La compensación será variable e irá de los 1.350 euros para los facultativos hasta los 350 euros, según la categoría profesional de los sanitarios y el porcentaje de trabajo presencial durante la pandemia, de menos del 50% de trabajo presencial de exposición al coronavirus, entre el 50 y 80% y más del 80%. Según un cuadro provisional de retribuciones que ha facilitado hoy el departamento de Salud, un médico con una exposición al coronavirus de más del 80% cobrará el máximo de 1.350 euros, una cifra que se reducirá a 1.000 euros en el caso de que haya hecho menos de un 50% de trabajo presencial.

Las enfermeras cobrarán entre 800 euros (menos 50%) y 1.150 (más 80%); los médicos residentes irán de 700 a 1.000 euros; las enfermeras residentes, de 500 a 800; y los técnicos sanitarios, de 350 a 500, mientras el resto de categorías, como celadores y otros, tendrán una compensación de 350 a 450 euros. Esta paga, que se abonará en la nómina de agosto próximo, se dará a los trabajadores de los centros de titularidad pública y también a los que conforman la red del SISCAT, hospitales y centros concertados, pero no a los de los privados.

Los centros de salud privados se verán compensados por su ayuda durante la pandemia a razón de unos 43.000 euros por cama de UCI ocupada, una tarifa que "está cerrada" y que se calculó en base a unos 1.500 euros diarios por cama por 28 días de estancia, y que se podrá revisar al alza o a la baja según una auditoría que se hará más adelantes, ha concretado hoy la consellera.

Para los trabajadores de las residencias, mayoritariamente mujeres, la compensación ascenderá a un máximo de 900 euros si se trata de auxiliares de geriatría, coordinadores asistenciales, facultativos y enfermeras, mientras el resto de categorías cobrarán 500, y en función del número de plazas públicas de residencia, ha precisado Salud. La cifra global de 140 millones de euros se complementará en los próximos años 2021 y 2022 con 40 millones de euros en cada ejercicio, que se pactarán con los sindicatos, ha indicado Vergés.

El gobierno catalán confía en el fondo COVID del Gobierno para las comunidades autónomas para financiar en parte esta paga, ha dicho el vicepresidente, que ha insistido en la "mala financiación crónica" de Cataluña por parte del Estado. Aragonés ha asegurado que esta gratificación "no es el punto de llegada, sino de partida", en el sistema sanitario, "un primer paso de cambio de paradigma de los servicios públicos y una apuesta estratégica por el estado del bienestar".

La paga que reconoce la profesionalidad y dedicación de los sanitarios catalanes llega después de más de un mes del anuncio de la misma y cuando se están produciendo protestas, por tercer miércoles consecutivo, a las puertas de los centros de primaria y hospitales públicos catalanes de trabajadores que reclaman la recuperación del 5% del salario recortado en 2010. Respecto a este 5%, el vicepresidente ha apuntado que ya que fue una decisión del Gobierno del Estado de recortar el sueldo en ese porcentaje a todos los trabajadores públicos, debería ser también el actual Gobierno quien afrontara esta cuestión, aunque ha considerado que desde 2016 los aumentos de salario habrían compensado en parte el recorte.

Mostrar comentarios