Esquivan al Constitucional

JxCAT y ERC pactan otro órdago: seguirán insistiendo en la vía independentista

Los partidos independentistas buscaron una fórmula matizada para evitar condenas por desobediencia al referirse a la autodeterminación.

Pleno en el Parlamento Catalán
Pleno en el Parlamento Catalán / David Zorrakino - Europa Press

JxCat, ERC y la CUP han pactado este martes una propuesta de resolución en el Parlament que rechaza la sentencia del Tribunal Supremo sobre el 'procés', exige la libertad de los líderes independentistas condenados y hace una alusión a la autodeterminación, redactada en unos términos que buscan evitar su impugnación. Los secesionistas aparcan así sus diferencias y acuerdan lanzar un nuevo órdago sobre lo que les une: un referéndum.

Los tres grupos independentistas en la cámara catalana han acordado un texto conjunto que incluye un total de 15 puntos en respuesta a las condenas dictadas la semana pasada por el Supremo contra los líderes del 'procés'. Aseguran que la sentencia es una "profunda regresión en materia de derechos y libertades, no solo para Cataluña sino para todo el Estado español".

También desafían al Tribunal Constitucional y afirman que la "censura" que el alto tribunal "pretende imponer al Parlament constituye una vulneración inaceptable del derechos de representación política de los diputados, los cuales tienen derecho a ejercer la libertad de expresión y la iniciativa política sin coacciones de ningún tipo". Hablan de una "situación de excepcionalidad democrática" y de una "violación flagrante de los derechos fundamentales y libertades públicas".

Los 15 puntos de la resolución registrada son los siguientes. El más polémico es el 11:

1. Rechazar de la sentencia del Supremo.

2. Exigir la libertad de los "presos y presas políticas, el libre retorno de los exiliados y el fin de la represión".

​3. Expresar su indignación por una sentencia injusta que limita el ejercicio de los derechos fundamentales y se enmarca en una deriva autoritaria del Estado que afecta al conjunto de los demócratas, no solo a los independentistas. 

4. Considerar un "escándalo democrático" la condena de onde años y medio de prisión a la presidenta Carme Forcadell.

5. Reafirmar el carácter estrictamente cívico y no violento del movimiento independentista.

​6. Advertir que la sentencia establece un precedente inaceptable a partir del cual todas las formas de protesta, como por ejemplo parar un desahucio, ocupar un colegio o parar una carretera por una manifestación pueden convertirse en un delito de sedición.

7. Denunciar que el Estado está imponiendo la criminalización generalizada a la disidencia política.

8. Reiterar que el conflicto entre Cataluña y el Estado es de naturaleza política.

9. Denunciar la censura que el TC pretende imponer al Parlament.

10. Reivindicar el derechos de los diputados a poder debatir sobre todos los asuntos que interesan a la ciudadanía, incluido el derecho de autodeterminación, la monarquía o la soberanía.

11. Considerar que a pesar de las coacciones de los poderes del Estado por limitar los temas de debate del Parlament, no hay más opción que defender el derecho a la representación política y la libertad de expresión de todos los diputados. Sin fisuras. Porque si la censura entre en el Parlament se desvirtúa en sentido de la insitución. Por eso, reiterar tantas veces como haga falta la reprobación de la monarquía, la defensa del derecho de autodeterminación y la reivindicación de la soberanía del pueblo de Cataluña para decidir su futuro político.

12. Entender que en las competencias autonómicas no se pueden poner límites a lo que se puede hablar en el Parlament.

13. Recordar que el Parlament ha aprobado decenas de resoluciones políticas sobre el derecho de autodeterminación desde 1989 sin que eso haya sido objeto de persecución o censura por parte de las instituciones del Estado. Nos comprometemos a seguir haciéndolo si esa es la voluntad de los diputados de la cámara.

14. Constatar que otros parlamentos del Estado se posicionan constantemente sobre cuestiones que desbordan su ámbito competencial.

15. Instar al Govern a promover las iniciativas políticas, sociales e institucionales que sean necesarias en el ámbito nacional, estatal e internacional para conseguir una solución democrática al conflicto político entre Cataluña y el Estado.

Después de las advertencias del Tribunal Constitucional (TC) sobre el riesgo penal de incurrir en un delito de desobediencia si no se acata la suspensión de los acuerdos del Parlament sobre el derecho a la autodeterminación y la legitimidad de la desobediencia civil, los partidos independentistas han buscado una fórmula matizada para referirse en su texto a la cuestión de la autodeterminación. Toda la resolución está medida al máximo para evitar futuros problemas.

Los letrados de la Mesa del Parlament ya han avisado de que esta propuesta de resolución, que reitera la reprobación de la Monarquía y la defensa del derecho a la autodeterminación, contradice los autos del Tribunal Constitucional (TC). Así lo han explicado fuentes parlamentarias citadas por Europa Press. Según dichas fuentes, los letrados han puesto el acento de su advertencia en la palabra "reiterar", teniendo en cuenta que el TC exigió a la Mesa del Parlament paralizar el trámite de propuestas que vayan en esta dirección.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING