Domingo, 20.10.2019 - 00:57 h
Personajes del procés

Raül Romeva, el ecologista que publicitó la república catalana en el mundo

Su trayectoria política comenzó como eurodiputado 'verde' en 2004 y dio el salto al independentismo en 2015. Dijo: "Vale la pena acabar en la cárcel".

Raül Romeva
Raül Romeva, uno de los políticos juzgados en el procés. / EFE

"Vale la pena acabar en la cárcel si es por defender algo en lo que crees firmemente". Estas contundentes declaraciones de Raül Romeva a Risto Mejide en el programa 'Todo es Mentira' tras año y medio en prisión por llevar a cabo el proceso secesionista en el Parlament de Cataluña demuestran su compromiso con el independentismo, un compromiso que no se esperaba en sus primeros años en política como eurodiputado ecologista.

Este licenciado en Ciencias Económicas y doctorado en Relaciones Internacionales en la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) comenzó su carrera en el mundo laboral como profesor de relaciones internacionales en esta institución, antes de trabajar para la UNESCO y la ONU como especialista en conflictos armados y consultor, respectivamente. Paralelamente desarrolló proyectos con Greenpeace, sobre todo los relacionados con la defensa de la vida marina, su gran pasión. 

Por la vía 'verde' decidió dar el salto a la política, siendo elegido eurodiputado entre 2004 y 2014 por el partido Iniciativa per Catalunya Verds (ICV). En estos años, el político ya casado con su mujer Diana Riba, con la que tiene dos hijos, centró su actividad parlamentaria en realizar informes críticos con el comercio de armas llevado a cabo por países de la Unión Europea.

Una década de lucha 'verde' que finalizó para liderar una candidatura independentista en el Parlament de Cataluña. En 2015, los mandamases de Convergencia Democrática de Cataluña y Esquerra Republicana decidieron presentarse de forma conjunta a las elecciones, acordando que la lista la debería liderar un independiente. Ese hombre de consenso fue Raül Romeva. El partido se llamó Junts pel Sí y los tres primeros puestos fueron para independientes. Romeva, el primero por delante de Carme Forcadell y Muriel Casals, y dejando por detrás a pesos pesados de las dos formaciones como Artur Mas (4º) y Oriol Junqueras (5º). Las elecciones fueron éxito y Romeva pasó a ser diputado y a abanderar el procés a nivel internacional.

Desde el Parlament fue uno de los impulsores del referéndum y la declaración de independencia mientras publicitaba por Europa el Consejo de Diplomacia Pública de Cataluña (DIPLOCAT), un organismo a través del cual intentó conseguir el reconocimiento de la república catalana a nivel global. 

El 2 de noviembre de 2017 su trabajo en pro del independentismo tocó a su fin. La juez Carmen Lamela ordenó su ingreso en prisión por sedición. Romeva abandonó la prisión bajo fianza, pero el 23 de marzo Pablo Llarena decretó su vuelta a la cárcel, concretamente a la de Estremera,  

A Romeva se le acusa por los delitos de rebelión, sedición y malversación de dinero público y por la creación de "las estructuras del Estado" a través del DIPLOCAT. La Fiscalía pide 16 años de cárcel para el independentista ecologista, mientras que la Abogacía rebaja la pena a 11 años.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios