Viernes, 23.08.2019 - 20:01 h
Caso 'Saqueo II'

La causa por el saqueo de Marbella pasa factura a los contables de confianza de Gil

El Tribunal de Cuentas sustancia el proceso por el presunto desfalco de 17 millones de una empresa municipal obligándoles a reintegrar 637.199 euros.

Fotografía acusados Caso Saqueo II / EFE
Imagen del banquillo de los acusados por el Caso Saqueo II / EFE

Antonio Calleja Rodríguez, contable de seis empresas municipales dependientes del Ayuntamiento de Marbella durante los años de gobierno del GIL y gerente de la sociedad 'Gerencia de Compras y Contratación Marbella, SL' entre marzo de 2000 y enero de 2003; y Antonio Torres Zambrana, ex auditor interno de Banesto, empleado municipal del consistorio marbellí durante dos décadas y gerente de esa misma sociedad entre enero de 2003 y mayo de 2006, deberán reintegrar a las arcas del Ayuntamiento de Marbella la cantidad de 637.199,53 euros por los gastos no justificados y los sobreprecios asignados en los contratos suscritos por la empresa municipal con terceros.

Así lo ha resuelto la Sección de Enjuiciamiento del Tribunal de Cuentas después de analizar durante cerca de un lustro las circunstancias que envolvieron la controvertida liquidación de dicha empresa municipal, sobre la que pesaba la sospecha de haber contribuido al desfalco de 17 millones de euros de fondos municipales en el marco del conocido como 'Caso Saqueo II', que investigaba la presunta utilización por parte de los equipos de gobierno del GIL de la tupida red de empresas municipales del ayuntamiento marbellí para distraer recursos públicos en beneficio de algunos de sus integrantes.

El trabajo del Tribunal de Cuentas durante estos años ha servido para encontrar justificación y acreditación documental a la inmensa mayoría de las facturas presuntamente no justificadas, con la excepción de esos 637.199,53 euros. Éstos se desglosan básicamente en tres contratos rubricados por 'Gerencia de Compras y Contratación Marbella' con otras empresas privadas. Se trata de 67.051,93 euros en facturas no justificados con la empresa Nulimtos, SL; de 463.774,.73 euros correspondientes a los precios abusivos aplicados sobre sendos contratos de alumbrado desarrollados en el municipio con la empresa Instaladora Zona Centro; y 106.372,87 euros por excesos de facturación por una obra urbana ejecutada por la empresa Copasur SL.

El Ayuntamiento de Marbella ya había reducido ese principal a una cuantía ligeramente inferior a los siete millones de euros a la altura de 2015, después de rastrear en la documentación municipal las facturas de esos contratos, pero en su demanda de reintegro no sólo iba contra los gerentes de la empresa municipal - responsables de las decisiones tomadas en la sociedad - sino contra buena parte del equipo de Gobierno que dirigía en aquellos años el consistorio marbellí, incluida la alcaldesa, Marisol Yagüe; la teniente de alcalde, Isabel García Marcos; y el concejal municipal y ex jugador del Atlético de Madrid, Tomás García Reñones, ya condenados por el Caso Malaya.

La resolución del Tribunal de Cuentas -que dirime la responsabilidad contable sobre los bienes escatimados a las arcas públicas- exime de toda responsabilidad a los miembros del consistorio municipal y concentra ésta en los dos principales responsables de la Gerencia de Compras en el periodo investigado, Antonio Calleja Rodríguez y Antonio Torres Zambrana. Al primero se le exige el reintegro al Ayuntamiento de Marbella de la cantidad de 67.051,93 euros correspondientes a las facturas no justificadas del contrato con Nulimtos. Antonio Calleja ya había declarado en sede judicial que todos los asientos contables de la empresa municipal se registraban y se justificaban con las correspondientes facturas. Llegó a precisar que en su periodo al frente de la gerencia de la compañía llegó a tramitar 4.577 facturas.

A Antonio Torres Zambrana se le imputan los sobreprecios asignados en otros dos contratos de la empresa municipal, por los que se le exige reintegrar a las arcas del Ayuntamiento de Marbella la cantidad agregada de 570.146 euros. 

Según el Diario Sur, antes de esta resolución del Tribunal de Cuentas el Ayuntamiento de Marbella ya había recuperado en torno a 14,3 millones de euros por las diferentes sentencias, resoluciones y embargos ejecutados a cuenta de las causas judiciales que investigan el saqueo de las arcas municipales durante los años de Gobierno del GIL, el partido impulsado en su día por Jesús Gil y Gil.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios