CCOO y UGT dicen a CEOE que la huelga también es por el bloqueo de convenios

  • Los sindicatos CCOO y UGT han advertido hoy a la patronal CEOE de que la huelga general del 14 de noviembre es también por el bloqueo que los empresarios están haciendo de la negociación de los convenios colectivos.

Madrid, 25 oct.- Los sindicatos CCOO y UGT han advertido hoy a la patronal CEOE de que la huelga general del 14 de noviembre es también por el bloqueo que los empresarios están haciendo de la negociación de los convenios colectivos.

Esta advertencia la han hecho hoy los secretarios de Organización de CCOO, Antonio del Campo, y de UGT, José Javier Cubillo, durante la presentación en el Servicio Interconfederal de Mediación y Arbitraje (SIMA) de la convocatoria de huelga.

El aviso a la patronal se produce después de que el director del departamento de Relaciones Laborales de la CEOE, José de la Cavada, haya calificado esta mañana de "huelga política" el paro general del 14 de noviembre y haya considerado que carece de sentido ir a un proceso de mediación en el servicio de arbitraje SIMA.

Según Del Campo, la huelga no es sólo contra la política del Gobierno, sino también para denunciar que la patronal está "bloqueando la negociación colectiva y está posibilitando una reducción real de los salarios y las condiciones laborales y de vida de los trabajadores".

En su opinión, De la Cavada se "equivoca" porque la "forma de evitar la huelga es que los más de 6.000 convenios que hay se estuvieran negociando".

El dirigente de CCOO ha denunciado que, tras la entrada en vigor en febrero de la reforma laboral, hay un "bloqueo absoluto" que se ha traducido en que "sólo" se han podido firmar un millar de convenios.

Cubillo ha destacado que lo que entiende De la Cavada por "huelga política" es que haya casi un millón más de parados, que la protección de los asalariados sea menor por la "arbitrariedad empresarial" y que muchas familias que no tienen ingresos sean un "problema político".

Con el registro en el SIMA de la convocatoria de huelga se abre un período de 72 horas para que empresarios y sindicatos negocien si es posible que no se lleve a efecto.

De no ser posible el acuerdo, el próximo paso será el registro oficial de la huelga en el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, que se espera para la próxima semana, previsiblemente para el 2 de noviembre.

Una vez que se complete ese trámite se iniciará la negociación de los servicios mínimos.

La huelga de noviembre es la segunda contra el Gobierno de Mariano Rajoy (la primera fue en marzo) y la novena de la democracia.

Además, como ha recordado Cubillo, se enmarca en una jornada de acción y solidaridad convocada en toda la UE para ese día por la Confederación Europea de Sindicatos (CES).

Cubillo ha indicado que el 14 de noviembre habrá huelga general en Portugal y España y muy probablemente en Grecia. Además en Italia se convocarán paros sectoriales, medida que podría ser secundada en Francia, ha indicado.

En el caso español el objetivo es que no sea solamente una huelga en el ámbito laboral, por lo que Cubillo ha invitado a los ciudadanos y los consumidores a que ese día no consuman y a que no utilicen los servicios que puedan estar abiertos. EFECOM

jmj/jla

Mostrar comentarios