CEOE celebra Junta ordinaria tras el período de reflexión de Arturo Fernández

  • La CEOE celebra mañana su Junta ordinaria del mes de marzo, la primera después de que su vicepresidente primero, Arturo Fernández, se tomará un "período de reflexión" tras publicarse presuntos pagos en negro a trabajadores de su grupo de restauración.

Madrid, 12 mar.- La CEOE celebra mañana su Junta ordinaria del mes de marzo, la primera después de que su vicepresidente primero, Arturo Fernández, se tomará un "período de reflexión" tras publicarse presuntos pagos en negro a trabajadores de su grupo de restauración.

Fernández ha asegurado hoy que seguirá siendo vicepresidente primero dado que todos sus miembros le apoyan y ha añadido que no hay ningún plan para adelantar las elecciones en la presidencia de la patronal madrileña (CEIM), que él ocupa.

El pasado 13 de febrero, Fernández anunció en los órganos de dirección de la CEOE que se tomaba ese tiempo y que eso no suponía su dimisión.

La decisión se producía después de que la patronal vasca considerase que Fernández "debería dar un paso atrás en esa representación hasta que se dilucide la veracidad, o no, de las graves acusaciones que se le imputan".

A esa petición se sumaba el que, un día antes, la Fiscalía de Madrid abrió diligencias para investigar esos supuestos abonos en "dinero B" a los empleados del Grupo Arturo.

Por otra parte, el Comité directivo y la Junta tratarán la Estrategia de Emprendimiento y Empleo Joven (2013-2016) presentada ayer por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

Al acto de presentación en el Palacio de La Moncloa asistieron los presidentes de CEOE, Juan Rosell, y de CEPYME, Jesús Terciado, así como los secretarios generales de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, y de UGT, Cándido Méndez.

La estrategia está dotada con 3.485 millones para sus cuatro años de duración y está integrada por 100 medidas, de las que quince son de choque y la mayoría de ellas fueron aprobadas por real decreto-ley el pasado 22 de febrero.

También está pendiente la renovación de estatutos de la organización que quiere aplicar Rosell, quien -en diciembre de 2012- propuso que la persona que ocupe el cargo de presidente pueda ser destituida si resulta imputada judicialmente por una falta grave y se abre juicio contra ella.

Rosell hizo este planteamiento después de que su antecesor, Gerardo Díaz Ferrán, fuese imputado y enviado a la cárcel por el vaciamiento de Viajes Marsans y por los delitos de alzamiento de bienes y evasión de capitales, entre otros.

Mostrar comentarios