"Para acabar con la temporalidad"

CESM suspende la huelga de médicos tras abordar la normativa con Sanidad

El sindicato ha recordado que reclama la retirada del Real Decreto-Ley desde septiembre puesto que "pone en riesgo a los pacientes y a los profesionales" al "permitir ejercer la medicina sin especialidad".

Componentes de la Asociación de Médicos y Titulados Superiores de Madrid (Amyts); de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM); y del Foro de la Profesión Médica, sostienen pancartas como signo de protesta durante una concentración convocada frente al Congreso de los Diputados, en Madrid
Componentes de Amyts y CESM protestan frente al Congreso de los Diputados, en Madrid.
Europa Press

La Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM) ha suspendido la huelga nacional de facultativos después de reunirse con el Ministerio de Sanidad para  ponerse de acuerdo respecto al Real Decreto-Ley de medidas urgentes de teletrabajo en las Administraciones Públicas y de Recursos Humanos del Sistema Nacional de Salud y otros "problemas". Según ha recordado la Delegación de Galicia de CESM, la huelga indefinida se realizaba los últimos martes de cada mes que no coincidían en día festivo debido a esta normativa. En concreto, se llevó a cabo el último martes de octubre, día 27, pero los paros convocados para el pasado 24 de noviembre se aplazaron debido a la situación epidemiológica.

CESM ha explicado que los artículos 2 y 3 de la nueva legislación contemplan medidas excepcionales en materia de contratación, prestación de servicios y reconocimiento de titulaciones. Así, ha advertido de que su aplicación "producirá un deterioro sin precedentes en la calidad asistencial" y "colocará a los profesionales en situación de indefensión e imposibilidad de asumir deontológica y legalmente actos médicos para los que no están formados ni capacitados".

El sindicato ha recordado que reclama la retirada del Real Decreto-Ley desde septiembre puesto que "pone en riesgo a los pacientes y a los profesionales" al "permitir ejercer la medicina sin especialidad", así como "sin homologación" a sanitarios "procedentes de terceros países". En este sentido, CESM Galicia ha confiado en que la línea de diálogo abierta con el Gobierno "permita la derogación de la nueva normativa" y, así "evitar el menoscabo que para pacientes y profesionales supone".

Del mismo modo, ha mostrado su esperanza de que el Ministerio aporte la solvencia financiera precisa para adecuar la de la sanidad pública a la media de los países europeos del entorno. También ha demandado "unas plantillas adecuadamente dimensionadas y planificadas" que permitan atender las necesidades del sistema y una nueva regulación para la selección y provisión de plazas. Además, ha abogado por la eliminación de las tasas de reposición "para acabar con la temporalidad y la precariedad en el empleo" y ha planteado que se articule un nuevo Real Decreto de regulación de la relación laboral del colectivo de Médicos Interno Residentes (MIR).

Mostrar comentarios