Viernes, 21.09.2018 - 14:24 h
Será juzgado por un jurado popular

El Chicle recrea sus pasos para explicar cómo abordó a Diana la noche del crimen

Abuín Gey condujo 40 kilómetros para deshacerse de las últimas pruebas, entre ellas, la ropa de su víctima, cuyo cadáver apareció desnudo.

José Enrique Abuín, conocido como "el chicle", asesino confeso de Diana Quer, es trasladado por efectivo de la UCO desde la nave de Rianxo (EFE/Lavandeira jr.)
José Enrique Abuín, conocido como "el chicle", asesino confeso de Diana Quer. (EFE/Lavandeira jr.)

José Enrique Abuín Gey, el Chicle, autor confeso de la muerte de Diana Quer, abandona esta mañana durante unas horas la prisión de A Lama, en Pontevedra, para asistir a la reconstrucción del crimen de la joven madrileña, tras casi dos años desde su muerte.  Al llegar al lugar de los hechos los agentes han decidido tapar cualquiera de sus movimientos, pero las cámaras han llegado a captar varias imágenes en las que se ha visto a El Chicle coger dos bidones de gasolina para intentar explicar lo que hacía (supuestamente robar en una autocaravana) cuando se encontró con la joven madrileña. También se ha trabajado con un  maniquí, con el que debería explicar cómo la metió en el coche. 

Tras seis largas horas de reconstrucción de los hechos, el Chicle ha asegurado que condujo más de 40 kilómetros para eliminar las últimas pruebas, tras deshacerse del cadáver de la joven en un pozo de una nave abandonada en la parroquia de Asados (Rianxo). Esos 40 kilómetros de distancia han puesto el foco en A Excravitude, concretamente en descampado cercano a un restaurante de la zona.  Allí fue donde, tal como explican fuentes conocedoras del caso, Abuín Gey se deshizo de la ropa de su víctima, cuyo cadáver fue hallado totalmente desnudo.

Tanto la Fiscalía como la acusación particular, que ejercen los padres de Diana Quer, han sido quienes han solicitado esta prueba de reconstrucción ante el juez de Ribeira que instruye la causa y a la que la defensa de Abuín Gey no se negó. Finalmente, la comitiva judicial ha ido acompañada de 14 vehículos de la Guardia Civil, cortando accesos y desplegando una lona para que no pudiesen verse los gestos del acusado. 

A las 10.30 horas de la mañana se puso en marcha la comitiva judicial, que partió de los juzgados de Ribeira y se dirigió al final del paseo marítimo de A Pobra, donde Abuín Gey dijo que se había encontrado de forma fortuita a la joven madrileña que pasaba las vacaciones con su madre y hermana en la localidad coruñesa. Una vez en el lugar, el Chicle ha explicado durante dos horas de forma detallada su versión de los hechos, gesticulando ampliamente y contestando con ahínco a las preguntas de las partes. De hecho, en un momento dado, el acusado ha caminado de un lado a otro de la zona con dos garrafas con las que, según su relato, se encontraba en la zona robando gasóleo cuando se encontró con la joven.

El Chicle ha empleado un maniquí con el que ha ejemplificado cómo estranguló de forma "accidental" a Diana Quer cuando esta le sorprendió y cómo después corrió con su cuerpo hasta su vehículo y lo introdujo en el asiento trasero. La versión que mantiene con estas explicaciones es la de que el crimen no tuvo un móvil sexual, tal como defiende la acusación. Ha señalado, además que el punto en el que se produjo la muerte es la zona más alejada del paseo y que no da acceso a ningún área, por lo que Diana Quer no tendría que haberla usado para regresar a su hogar. "Obvio", ha dicho el letrado de la acusación tras ser preguntado sobre la ausencia de un motivo para que la joven estuviese en este punto por voluntad propia.

Poco antes de las 13.00 horas, la comitiva judicial abandonaba A Pobra camino de la nave abandonada del lugar de Asados, en la que 500 días después de su desaparición fue encontrado en cadáver de Quer. En el medio, han realizado una parada de unos segundos en el puente de Taragoña en que el Chicle se deshizo del móvil de la joven.  Tras pasar frente al domicilio de Abuín Gey la comitiva judicial se ha dirigido hasta A Escravitude, donde se deshizo de la ropa que nunca fue encontrada por la investigación

El pasado 4 de mayo José Enrique Abuín Gey, alias el Chicle, prestó por primera vez declaración ante el juez instructor del caso, ante quien admitió que estranguló a la joven madrileña "involuntariamente", lo que supone un cambio en la versión dada ante la Guardia Civil.

En aquel momento había dicho que mató a Diana Quer en un atropello involuntario, una versión que los investigadores descartaban porque no se correspondía con las evidencias, que apuntaban a un estrangulamiento.

Ese día, el Chicle supo por medio del juez que será juzgado por un jurado popular por los delitos de homicidio o asesinato, detención ilegal y contra libertad sexual por la desaparición y muerte de la joven madrileña.

El pasado 1 de enero en el mismo juzgado de Ribeira, ante el que se negó a declarar, el juez había decretado el ingreso en prisión de El Chicle después de que, un día antes, el propio Abuín Gey condujese a la Guardia Civil a la nave de Asados (Rianxo) donde se encontraba oculto el cuerpo de la joven madrileña desaparecida desde agosto de 2016.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios