Chile inicia la tramitación parlamentaria para aprobar la reforma tributaria

  • La reforma tributaria con la que el Gobierno de Chile pretende recaudar alrededor de 1.000 millones de dólares para financiar mejoras en la educación fue firmada hoy por el presidente Sebastián Piñera, con lo se inicia su tramitación parlamentaria.

Santiago de Chile, 30 abr.- La reforma tributaria con la que el Gobierno de Chile pretende recaudar alrededor de 1.000 millones de dólares para financiar mejoras en la educación fue firmada hoy por el presidente Sebastián Piñera, con lo se inicia su tramitación parlamentaria.

Acompañado por la mayoría de los miembros del Ejecutivo y los jefes de los partidos del oficialismo, Piñera oficializó en el Palacio de La Moneda el nuevo plan fiscal mediante el cual se pretende mejorar la calidad del sistema educativo.

La reforma, anunciada por el presidente chileno el pasado jueves, prevé elevar hasta un 20 % el impuesto a las empresas, implementar impuestos sobre bienes contaminantes e incrementar las tasas a los alcoholes.

Este auge contrasta con la reducción entre el 10 y el 15 % el porcentaje de impuestos a la renta que pagan las personas que ganan más 550.000 pesos (unos 1.145 dólares).

Asimismo, el texto establece un incentivo a la educación y a la familia al permitir a los sectores de clase media descontar de sus impuestos hasta el 50 % de los gastos que efectúan en la educación de sus hijos.

Así, el nuevo plan tributario busca aumentar la recaudación tributaria entre 700 y 1.000 millones de dólares al año, que se destinarán exclusivamente para mejorar, según el Gobierno chileno, la calidad, el acceso y la financiación de la educación preescolar, escolar y universitaria.

"Esta gran reforma, tanto educacional como tributaria, la podemos hacer hoy día porque hemos tenido una conducción macroeconómica seria y responsable. En un mundo golpeado por las recesiones, Chile crece con una fuerza que es envidiada en muchos países del mundo", enfatizó Piñera en la ceremonia.

La redacción de la reforma tributaria coincide con el anuncio la pasada semana de un cambio en el sistema de financiación de la educación universitaria en la que el Estado la asumirá íntegramente y dejará fuera del proceso los créditos de instituciones bancarias.

Ambas reformas nacen como respuesta a las protestas del movimiento estudiantil chileno, que desde el año pasado ha reclamado de forma masiva una educación gratuita y de calidad.

Mostrar comentarios