Cientos de personas despiden al taxista que murió tiroteado en Salamanca

  • Salamanca.- Cientos de personas han despedido hoy al taxista que falleció ayer en Salamanca al ser tiroteado, en un funeral emotivo y al que han asistido la mayor parte de los profesionales del taxi salmantinos.

El pasajero del taxi está identificado e interrogado
El pasajero del taxi está identificado e interrogado

Salamanca.- Cientos de personas han despedido hoy al taxista que falleció ayer en Salamanca al ser tiroteado, en un funeral emotivo y al que han asistido la mayor parte de los profesionales del taxi salmantinos.

La Iglesia de Sancti Spiritus, de un estilo plateresco, se ha convertido en un lugar de expresión de la consternación popular salmantina, donde los taxistas y amigos de Ángel Sánchez Anaya, de 60 años, han expresado en silencio el pesar por este homicidio.

Mientras, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado continúan con las investigaciones para tratar de identificar al autor de los disparos que acabaron con la vida de este taxista de Salamanca, cuando trasladaba a un cliente al que los sicarios querían matar.

Ni el supuesto homicida ni el pasajero del taxi, un Citroën Picasso, han aparecido, ni se nada de ellos, ya que por ahora sólo se sabe que era un ajuste de cuentas y que se produjo en un barrio que es utilizado por toxicómanos para la compra de droga.

La calle de Sancti Spiritus se ha cortado al tráfico para el funeral por Ángel Sánchez, mientras los taxis de Salamanca permanecían aparcados tanto en esta zona como en la Gran Vía salmantina.

Entre las once y las doce de la mañana, mientras tenía lugar la misa por el taxista, sus compañeros españoles han realizado, en diversas ciudades, paros individuales de 15 minutos en señal de protesta por este homicidio.

En el caso concreto de la Comunitat Valenciana, los taxistas han reclamado, durante el paro que han realizado, el aumento de las medidas de seguridad en el sector y "condenas ejemplares" para los agresores de los conductores.

El presidente de la Asociación Gremial de Taxistas de la provincia de Valencia, Antonio Muñoz, ha mostrado su repulsa por los recientes homicidios de dos taxistas en Asturias y en Salamanca y ha lamentado que son "demasiados los compañeros" que han perdido la vida en los últimos años durante su jornada laboral y ha explicado que en momentos como este "las autoridades siempre dan su apoyo", aunque las propuestas "de las administraciones se quedan sobre el papel, y no se llegan a tomar medidas de seguridad concretas".

El propio sacerdote que ha oficiado el funeral por el taxista muerto en Salamanca ha dado las gracias a estos profesionales por su "empeño en dar servicio a los demás" y por servir a los ciudadanos "para dar el sustento a sus familias".

"Ángel ha sido crucificado, ha muerto cumpliendo con su deber", ha asegurado el cura en una homilía cargada de emoción y en la que también pidió "que haya más gente buena en esta ciudad y en España", ha añadido el sacerdote.

A las doce del mediodía, y en momentos de gran emotividad entre los asistentes, el féretro de Ángel Sánchez abandonaba la Iglesia de Sancti Spiritus en dirección al municipio salmantino de Sequeros, de donde era natural y en el que recibirá sepultura.

Mostrar comentarios