Viernes, 19.07.2019 - 15:09 h
Delito de falsedad en documento oficial

Cifuentes afronta tres años de cárcel por falsificar "a sabiendas" actas del máster

Pide más pena para ella que para la autora de la falsificación del acta porque confesó los hechos. Además le reprocha que la exhibiera en medios.

Cifuentes
La Fiscalía pide tres años y tres meses para la expresidenta madrileña / EFE

La Fiscalía Provincial de Madrid solicita tres años y tres meses de prisión y multa de 30.000 euros para la expresidenta de la comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, por un delito de falsedad en documento oficial en el conocido como 'caso Máster'. El Ministerio Público la considera inductora de la falsificación de un acta “a sabiendas” de que acreditaba una defensa de Trabajo de Fin de Máster (TFM) “que jamás se produjo” y que exhibió en varios medios y redes sociales “para evitar las nefastas consecuencias políticas a las que debería enfrentarse”.

El Ministerio Público explica en una nota informativa que pide más pena de cárcel para la exdelegada del Gobierno en la Comunidad de Madrid que para Cecilia Rosado -autora de la falsificación del acta y que afronta 21 meses de prisión- porque esta última reconoció los hechos y colaboró en la investigación. Del mismo modo apunta al exdirector de este máster, el catedrático Enrique Álvarez Conde como coautor indirecto del delito y le reclama tres años y nueve meses de prisión, mientras que a María Teresa Feito, funcionaria acusada de cambiar presuntamente las notas, solicita otros tres años y tres meses de prisión.

A finales de noviembre, la juez al frente del caso,Carmen Rodríguez-Medel, procesó a la expresidenta de la Comunidad de Madrid Cristina Cifuentes y al resto de acusados en relación a las irregularidades del máster que cursó entre los años 2011 y 2012 en la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) de Madrid. La instructora entendió entonces que había indicios suficientes para creer que la exdirigente 'popular' dio instrucciones a Feito para ocultar que no había superado las asignaturas del máster, tal y como adelantó eldiario.es.

Ahora el Ministerio Público otorga un papel concreto a cada acusado y recuerda que Cecilia Rosado, que trabajaba como personal laboral en la misma URJC, fue nombrada en 2011 directora del Máster en Derecho Autonómico y Local impartido por el Instituto de Derecho Público que dirigía el propio Álvarez Conde. Igualmente describe las conductas de los principales acusados una vez se hizo pública la falsificación de las actas del máster. 

“Dada la situación que dicha noticia le provocó a la acusada Cifuentes, ésta se puso en contacto con la también acusada Teresa Feito, puesto que la misma había sido profesora en la citada Universidad durante años y tenía una buena relación con muchos de sus profesores, el rector, así como con Álvarez Conde, para que la misma hiciera las gestiones oportunas con la finalidad de resolver la crisis que la noticia había provocado, añade la Fiscalía.

Manipulación de las actas "para dar apariencia de normalidad"

Según la Fiscalía, Feito accedió a lo solicitado por la expresidenta madrileña y, de acuerdo con Álvarez Conde, “y a sabiendas de que Cristina Cifuentes, no había superado todas las asignaturas, no había hecho el Trabajo Fin de Master y no había procedido a su defensa”, decidieron que se confeccionaría un acta a la que se le daría “apariencia de verosimilitud” para acreditar de cara a los medios de comunicación, que había cursado el master con normalidad y superado todos los trámites necesarios para la obtención del título académico correspondiente.

Añade además que Rosado "ante el temor a represalias" accedió a confeccionar un acta siguiendo las indicaciones recibidas y así lo hizo constar en un documento oficial con fecha de 2 de julio de 2o12, en el que estampó su firma, y otras dos a imitación de la de sus otras dos compañeras, las profesoras Clara Souto, y Alicia López de los Mozos. Incluso califica de "insistente y agobiante" las llamadas de Feito -hasta un total de 21- a Rosado en las que le ordenó que aquella situación debería quedar resuelta como fuere y que en caso contrario Cristina "Cifuentes les iba a cortar la cabeza”.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios