Lunes, 10.12.2018 - 03:52 h
Uno de ellos menor de edad

Cinco detenidos en Almería por matar a un hombre que intentó robar marihuana

Los arrestados presuntamente dispararon con una escopeta de caza a un varón de origen extranjero y se deshicieron del cuerpo en una cuneta. 

Coche de la Guardia Civil
Cinco detenidos por matar a un hombre que entró a robar en cultivo de marihuana. / EP

La Guardia Civil ha detenido a cinco hombres, entre ellos un menor de edad, por la muerte a tiros, el pasado mes de octubre, de un varón de origen extranjero que entró a robar en una plantación de marihuana en Paterna del Río (Almería), tras lo que, supuestamente, se deshicieron del cadáver y desmontaron el cultivo.

El capitán José María Zalvide, jefe de la Unidad Orgánica de la Policía Judicial de la Comandancia de Almería, ha informado este viernes que los hechos tuvieron lugar el pasado 13 de octubre, cuando un hermano de la víctima denunció su desaparición, indicando que desde la noche anterior no cogía el teléfono.

La Guardia Civil clasificó de inmediato la desaparición como de alto riesgo y averiguó que la víctima había participado en una reyerta en el interior de una vivienda de Paterna del Río, un antiguo obrador de pan que en esos momentos se encontraba alquilado.

Los agentes accedieron a la vivienda y encontraron el impacto de un arma de fuego y restos de sangre, por lo que iniciaron una serie de batidas para dar con el hombre, sin saber aún si solo estaba herido o había muerto. Gracias a la intervención de efectivos a pie, vehículos y medios aéreos, pudieron localizar el cuerpo sin vida del hombre apenas 48 horas más tarde en una ladera de la carretera AL-5402 de Paterna del Río.

El cadáver fue trasladado al Instituto de Medicina Legal de Almería y la autopsia determinó que murió tras ser abatido por un disparo con arma larga en el salón de la vivienda. 

Tras la muerte del hombre, del inmueble fue retirada la marihuana y desmontada la plantación si bien los presuntos autores de los hechos dejaron transformadores eléctricos, aparatos extractores y el enganche ilegal con el que se suministraba de electricidad al cultivo. Asimismo, los investigadores comprobaron que el escenario del crimen había sido limpiado con lejía y amoniaco, y determinaron que el cadáver había sido trasladado en un vehículo hasta el lugar en el que fue depositado, de donde los detenidos huyeron a El Ejido (Almería). 

Los responsables del homicidio, entre los que hay un menor de edad de 17 años, fueron detenidos en los días siguientes a la muerte, si bien dos de ellos se dieron a la fuga y tuvieron que ser apresados de forma escalonada tras esconderse en viviendas de familiares en el Poniente almeriense. Todos los arrestados eran conocidos y se dedicaban presuntamente al cultivo de marihuana, sin que la víctima mortal tuviese relación con ellos, por lo que se considera que recibió el disparo cuando entró a robar en la plantación.

Se les acusa de delitos de homicidio doloso, tenencia ilícita de armas, cultivo y elaboración de drogas, contra la salud pública, defraudación de fluido eléctrico y encubrimiento. Los mayores de edad han ingresado en prisión provisional tras pasar por el Juzgado de Guardia, mientras que el joven de 17 años lo ha hecho en un centro de menores por orden de la Fiscalía de Menores.

Ahora en Portada 

Comentarios