Lunes, 18.06.2018 - 19:15 h
"Fue muy raro"

Cipollino, Puigdemont y la broma que los humoristas rusos gastaron a Cospedal

"Pedí hablar en inglés y no quisieron; han quitado a la traductora. Como no confié, dejé hablar y no volví a llamar. Ahora sé que eran rusos", dice.

El CNI prueba un móvil libre de escuchas y ataques... y empieza por Cospedal
El CNI prueba un móvil libre de escuchas y ataques... y empieza por Cospedal

La ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, ha enviado un tuit en el que afirma que no confió y dejó hablar a dos humoristas que este viernes trataron de gastarle una broma haciéndose pasar por miembros de Ministerio de Defensa de Letonia que le indicaron que Carles Puigdemont es un espía ruso.

"Fue una conversación muy rara, pedí hablar en inglés y no quisieron; han quitado a la traductora. Como no confié, dejé hablar y no volví a llamar. Ahora sé que eran rusos", dice Cospedal en su mensaje por Twitter.


En conversación que los humoristas mantienen con la ministra de Defensa difundida por la agencia de noticias rusa Sputnik, aquellos le aseguran que el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont colabora desde hace tiempo con la inteligencia rusa bajo el apodo de "Cipollino".


Los humoristas rusos, uno de los cuales se identifica a Cospedal como ministro de Defensa de Letonia, le ofrecen ayuda por si en Cataluña "de repente pasa algo radical", le comentan que en Barcelona se prepara un "escenario ucraniano" y añaden que "ahora muchos de los turistas que se encuentran en Barcelona, el 50 % son del servicio especial de Rusia".


Así mismo los humoristas se ofrecen a compartir información de sus servicios de inteligencia sobre el papel de Rusia en la crisis de Cataluña.

En el vídeo, colgado en Youtube, Cospedal les dice que trasladará toda la información y emplaza a sus interlocutores a mantener un encuentro para tener toda la información posible.

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios