Lunes, 01.06.2020 - 04:46 h
Barómetro del CIS de enero

El CIS dispara al PSOE de Sánchez y hace a Podemos tercera fuerza, superando a Vox

Pedro Sánchez volvería a ganar las elecciones y el PP de Pablo Casado sería segunda fuerza. Ciudadanos recupera posiciones en vísperas de su congreso.

El PSOE volvería a ganar las elecciones y Unidas Podemos se convertiría e tercera fuerza política, según el barómetro del CIS del mes de febrero. Los socialistas vuelven a ser, un sondeo más, los claros ganadores durante este periodo. No pagarían así en las urnas ni el acuerdo de coalición con Pablo Iglesias ni la mesa de diálogo con el Govern catalán que ayer se reunió en Moncloa por primera vez. Todo lo contrario. Si las elecciones generales se celebrarán en este momento los socialistas lograrían el 30,9% de los votos, casi tres puntos más que en los últimos comicios del 10-N.

En segunda posición, pero a una gran distancia del PSOE, seguiría estando el PP. La formación liderada por Pablo Casado obtendría el 18,9% de los sufragios, doce puntos por debajo de los socialistas, y empeoraría en casi dos puntos el resultado que obtuvieron en noviembre.

En la tercera posición habría un cambio reseñable. La entrada en el Gobierno de coalición de Unidas Podemos sería rentabilizada por los morados, que se superarían a Vox. Así, la formación de Pablo Iglesias ascendería hasta el 13,6% de los votos, ocho décimas más que el resultado obtenido el 10-N. Los de Santiago Abascal, por su parte, se quedarían en el 13,4% de los sufragios, más de un punto y medio por debajo de lo conseguido hace algo más de tres meses.

Notable subida también de Ciudadanos. A pesar de que la formación naranja se encuentra en una situación de interinidad, pendiente del Congreso que decidirá quién será su líder, asciende hasta situarse con el 8,1% de los votos. Es casi un punto y medio más que el resultado electoral de Albert Rivera en el mes de noviembre.

El resto del arco parlamentario se completaría con ERC, que bajaría ligeramente y se instalaría en el 3,3% de los votos (en el último sondeo oficial logró el 3,6%), JxCAT, que también bajaría cuatro décimas hasta el 1,8%; PNV, que perdería tres décimas y se quedaría en el 1,3%; y Eh Bildu, que se mantendría en el 1,1% de los sufragios. El resto de partidos minoritarios no sufrirían alteraciones significativos de voto. Con este panorama, Sánchez tendría que volver a echar mano de partidos independentistas y minoritarios para ser investido.

El trabajo de campo de este barómetro del CIS fue realizado entre los días 1 y 11 de febrero a través de 3.000 entrevistas. Es decir, el Gobierno ya estaba plenamente operativo y se estaban produciendo los primeros movimientos de cara a la composición de la mesa de negociación bilateral con la Generalitat. Unos días antes Quim Torra anunció la convocatoria anticipada de elecciones en Cataluña una vez que se aprueben los Presupuestos autonómicos y acto seguido País Vasco y Galicia decidieron dar por acabada de forma anticipada la legislatura.

En cuanto a la valoración de los lideres políticos Pedro Sánchez consigue la mejor nota con el 4,5, cuatro décimas más que en el sondeo de hace un mes. Le siguen Pablo Casado y Pablo Iglesias, que se sitúan en el 3,7; Alberto, en el 3,6; e Inés Arrimadas (es el segundo barómetro en el que se pregunta por ella) con un 3,6. Íñigo Errejón se queda en el 3,3 y el peor calificado vuelve a ser Santiago Abascal, que consigue un 2,8.

Respecto a las preocupaciones de los españoles, los ciudadanos están cada vez más cansados de los políticos y, de hecho, ya son su principal problema, superando al paro. Así, el mal comportamiento de los políticos es considerado como un problema para el 30,1% de los encuestados, los problemas políticos en general lo es para el 19% y los que hacen los partidos políticos asciende al 14,3%. En total, un 63,4% de los encuestados. Por su parte, el desempleo es citado por el 60,2%. La independencia de Cataluña es un problema para el 11,1% de los sondeados, siete décimas menos que hace un mes.

La preocupación por la situación económica también sigue siendo elevada, aunque ha bajado ligeramente. Ahora hay un 46% de los españoles que la considera mala y muy mala, frente al 50,9% registrado en mayo. Asimismo, se ha reducido el porcentaje de entrevistados que considera que la economía está peor que hace un año: ha pasado del 35,2% al 30,5% actual. Lo mismo que el pesimismo económico: un 32,5% cree que en un año le irá peor económicamente.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING