Miércoles, 20.02.2019 - 19:37 h
Vox crecería solo un punto

El pacto económico y social de Sánchez e Iglesias no renta: caen con fuerza en voto

El CIS recoge más de cinco puntos de caída entre ambas formaciones en pleno sprint final de diciembre para aprobar sus grandes medidas.

CIS diciembre
CIS diciembre / Nerea de Bilbao

Cuando el Centro de Investigaciones Sociológicas realizó su encuesta de diciembre (entre el 1 y el 12 de ese mes), toda España hablaba de la irrupción de Vox tras las elecciones andaluzas del día 2. Sin embargo, en su proyección electoral conocida este viernes apenas se nota la irrupción de Vox, que apenas crecería un punto según el estudio que dirige José Félix Tezanos. Lo que sí refleja el barómetro es una caída generalizada de la izquierda en esos días, pese al sprint de medidas económicas del Gobierno de Pedro Sánchez, con subidas del Salario Mínimo, de las pensiones o de los sueldos de los funcionarios incluidas. Entre PSOE y Podemos, los dos firmantes del acuerdo que hicieron posible esa batería de medidas económicas y sociales, más de cinco puntos de caída respecto al barómetro de noviembre. 

Todo ello no impide que el PSOE domine el panorama de manera holgada, como así ha sido desde que se publican informes con intención de voto cada mes (frente a la periodicidad trimestral anterior), con un 28,9% en intención de voto, pero cayendo desde el 31,1% anterior. Podemos sufre más, al bajar desde el 18% de noviembre al 14,9%. Por su parte, la derecha no se inmuta: el PP repite con el 19,1% de los votos y Ciudadanos pierde tres décimas, de 18,2% a 17,9%.

Con estos datos, Pedro Sánchez no tendría problemas para ser el partido más votado si se celebrasen elecciones generales en estos momentos, con casi diez puntos de ventaja sobre el PP de Pablo Casado. Se recorta, eso sí, una distancia que había estado por encima de los 12 puntos y Génova podría respirar un poco más al aumentar su distancia respecto a Ciudadanos, un partido que le adelantó incluso en octubre. 

En cualquier caso, el PSOE empieza a notar síntomas de cansancio (demoscópico al menos). Y lo hace justo en un momento en el que Sánchez aceleró con sus medidas más importantes en lo que lleva de mandato; en el momento en que se activaron todos sus decretos para activar su "justicia social". De hecho, el 28,9% de intención de voto que obtienen los socialistas es la cifra más baja desde abril de 2018, es decir, desde antes de que se produjera la moción de censura a Rajoy y el CIS también cambiase el rumbo de sus pronósticos. Podemos también toca suelo en varios años.  

Ascenso de la derecha en voto directo

Es más, si se observa el voto directo (es decir, la respuesta directa de los encuestados antes de que el CIS haga su estimación), tanto PP como Ciudadanos han crecido con fuerza: tres puntos los populares y dos los de Rivera. El PSOE también cae en torno a dos puntos en este caso. Lo curioso es que, al 'traducir' los datos de respuesta directa a estimación el CIS no incorpora este evidente avance de las dos fuerzas de centro-derecha y solo contempla la caída de la izquierda. 

Por lo tanto, Vox todavía no aparece de una manera clara en los estudios del CIS. Crece, sí. Pero poco: desde el 2,5% de noviembre al 3,7% que se recoge solo un mes después, pero con las elecciones andaluzas justo al principio de hacerse el muestreo de la encuesta. Por lo general, para lograr representación parlamentaria en la Cámara Baja se suele necesitar alcanzar un 5% de apoyo. En voto directo crece del 2,7% al 3,7%.

Todo este cambio de aires se traslada a la percepción de los líderes políticos. Sánchez repite con un 3,9 de valoración y suben tanto Casado como Albert Rivera. El popular gana cuatro décimas en un solo mes, desde el 3 de noviembre a un 3,4 en diciembre. El líder naranja, por su parte, gana dos décimas: hasta el 3,7 de nota. En cuatro lugar queda Pablo Iglesias, empatado con un 3 con Casado en el anterior, y que ahora queda como el peor valorado de los cuatro 'grandes', con un 2,9.   

La aparición demoscópica de Vox se produjo semanas antes de su puesta de largo en las urnas andaluzas. Fue un informe de Metroscopia para el Grupo Henneo el que ya adelantó su irrupción en el Congreso en noviembre y, en otro estudio realizado tras los comicios andaluces, ya vaticinó hasta 29 diputados para ellos en la Cámara Baja, aupados por su mensaje sobre el impacto de la inmigración en el tejido socio-económico. Hace solo unos días, 'El Mundo' redoblaba la apuesta y calculaba un resultado de la formación de hasta 45 escaños.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios