Domingo, 19.01.2020 - 14:13 h
Todos las miradas, sobre ella

Inés Arrimadas: la heredera de un barco que se hunde tras la debacle de Rivera

La diputada nacional por Barcelona, siempre a la sombra del líder, se transforma ahora en pieza clave y reconocible del partido naranja.

La candidata al Congreso por Barcelona, Inés Arrimadas, este jueves, a su llegada al debate a cinco,
La diputada al Congreso por Barcelona, Inés Arrimadas. / EFE

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha anunciado su dimisión como presidente del partido tras asumir en primera persona el "mal resultado" obtenido por su colectivo en las elecciones generales de este domingo. Ahora, todas las miradas están puestas sobre la número uno del grupo en el Congreso por Barcelona, Inés Arrimadas

Arrimadas llegó a la política por casualidad. Una amiga la convenció de ir a un evento de Ciudadanos en el Teatre Romea y quedó prendada por el proyecto de Rivera. Desde ahí su carrera fue en ascenso. La diputada es la primera mujer en ganar unas elecciones autonómicas en Cataluña. La falta de apoyos le obligó a mantenerse en la oposición, pero esto no la detuvo para dar el salto al Congreso de los Diputados y convertirse en la portavoz del grupo. Todos reconocieron su valía: "Rompe techos de cristal. No le teme a ninguno".

Durante la campaña del 10-N brilló en el debate. El presidente naranja fue bastante criticado en las redes sociales por su desempeño en el 'combate' a cinco entre los candidatos presidenciales; pero, las intervenciones de Arrimadas durante el cara a cara entre las portavoces de los colectivos fueron muy bien acogidas. De hecho, varios medios la coronaron como la ganadora del encuentro. La silla de Rivera está ahora libre, sin embargo,  la portavoz en el Congreso aseguraba este mismo lunes, antes de conocer la 'espantada' de Rivera, que era "fiel" a su presidente y "sólo asumiría el cargo si él se lo pidiera". 

La política se mostró esperanzada durante el cierre de la pasada campaña. Arrimadas llamó a los ciudadanos a votar por ellos para "frenar el nacionalismo" pero los electores no respondieron a su mensaje. El grupo pasó de ser el tercer colectivo con más representación en el Congreso a ocupar el sexto lugar. Perdieron 47 escaños. Está por verse qué ocurrirá con el partido y quién tomará las riendas para tratar de salvarlo. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING