Domingo, 24.03.2019 - 22:27 h
Es la mayor amenaza empresarial

El CNI ficha un 10% más de hackers para frenar los ataques a firmas estratégicas

Los servicios de inteligencia cuentan con más de un centenar de expertos en ciberseguridad en un año en el que se van a batir los récords de ataques.

Fotografía CNI
El CNI ficha un 10% más de hackers para frenar los ciberataques. / EFE

El ciberespionaje económico es "la mayor amenaza" actual contra los Estados y las compañías estratégicas. Es la conclusión del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) a raíz del alarmante incremento en los últimos años de las amenazas en Internet de grupos organizados y altamente especializados. Para detectarlos y combatirlos los servicios de Inteligencia españoles han aumentado durante este año su plantilla de especialistas. Cuentan, por tanto, con más medios, tanto técnicos como humanos, que sitúan a nuestro país dentro de la élite mundial de la ciberseguridad.

El Centro Criptológico Nacional (CCN-CERT), el organismo del CNI que se encarga de combatir los ciberataques, ha fichado a un 10% más de especialistas tecnológicos a lo largo de este 2018, según desvelan a La Información fuentes de los servicios de Inteligencia. Este incremento del personal supone que la división 'electrónica' del Centro cuente a día de hoy con más de 100 expertos para detectar de forma temprana los incidentes y solucionarlos lo antes posible, evitando daños mayores.

Los responsables del CNI buscan talento, pero no tienen fácil competir contra las principales empresas del Ibex 35 o del mundo, que destinan importantes partidas presupuestarias a blindar sus proyectos e instalaciones contra los ciberataques. Santander, Telefónica, Iberdrola, Repsol... Y Google (donde trabaja el español Fermín J. Serna) o Facebook suelen llevarse siempre a los mejores. Por eso los servicios de Inteligencia suelen tener ciertos problemas de reclutamiento que solucionan con ingenio y otras propuestas ajenas a las condiciones económicas.

Este incremento de efectivos para combatir los ciberataques se produce en pleno proceso en el que el CNI ha incrementado sus funciones. Según las mismas fuentes, el CCN-CERT está realizando un despliegue mayor en infraestructuras consideradas críticas para el Estado como aeropuertos, puertos marítimos, centrales de aguas y confederaciones hidrográficas. El objetivo es implantar sistemas de alerta temprana en estas instalaciones para poder controlar los procesos de visitas ajenas y solventar las intrusiones de forma rápida y eficaz.

Los nuevos fichajes de 'ciberespías' por parte del CNI también coinciden con un incremento significativo de los ataques. En lo que llevamos de año los servicios de inteligencia han tenido que hacer frente a un total de 33.000 incidentes y esperan acabar el año llegando a los 38.000 (en 2017 hubo más de 25.000 y en 2016 más de 20.000). Está cifra indica una media de 3.200 ó 3.300 mensuales, más de 100 al día. "Hay más ataques pero también más capacidad de respuesta", apuntan fuentes internas del Centro Criptológico Nacional (CCN).

Hay que recordar que el CNI recibirá una nueva 'remesa' de espías a lo largo de este año y los cuatro siguientes. Está previsto que desembarquen en las instalaciones de la Cuesta de las Perdices hasta 600 agentes, para lo que se han ampliado las dependencias en un terreno situado pared con pared con la conocida estrella de tres puntas donde se ubican los despachos de los principales responsables de la Inteligencia española, tanto del secretario de Estado Director del Centro, Félix Sanz Roldán, como de su número dos, la secretaria general, Paz Esteban. Hay que recordar que el organismo público tiene otras instalaciones en El Pardo, cerca de la entrada de Zarzuela, y junto al Acuartelamiento militar General Zarco del Valle.

El presupuesto del CNI para este 2018 ha sido de 282 millones, un 8% más que en 2017. Solo en personal se destinan 186,3 millones, a los que hay que añadir el capítulo destinado a gastos reservados (19,8 millones), oros 54 en gastos corrientes y 41 en inversiones. Hace ahora casi un año, la entonces vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría anunció la creación del centro de operaciones de seguridad de la Administración del Estado, "que reforzará la vigilancia en la reacción ante ciberamenazas", según dijo. Este organismo se encuentra tras el cambio de Gobierno "en proceso de decisión", aunque en enero del próximo año se pondrá en marcha un "embrión" encuadrado en la Secretaría de Estado de Administración Digital dependiente del Ministerio de Política Territorial y Función Pública.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios