Jueves, 19.09.2019 - 18:04 h
Por irregularidades en las cuentas de 2016

La CNMV cumple y entrega a la Audiencia copia de las sanciones contra el Popular

El instructor incorpora toda la documentación a la causa y advierte que las diligencias son reservadas hasta el fin del procedimiento.

Nueva oficina de Banco Popular
La Audiencia Nacional investiga desde octubre de 2017 la debacle de la entidad /Archivo

La investigación penal que sigue la Audiencia Nacional por la quiebra del Banco Popular ya cuenta con toda la documentación relativa a los expedientes sancionadores que la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) abrió contra la entidad, los exconsejeros ejecutivos, los responsables de la comisión de auditoría y su director financiero por haber suministrado al organismo información falsa sobre las cuentas del año 2016.

El juez al frente de esta causa, José Luis Calama Teixeira, explica en una providencia a la que ha tenido acceso este diario, que, tras requerir copia de estas sanciones el pasado día 23 de enero, el juzgado ha recibido las mismas en soporte informático CD. Además, se hace eco de las pretensiones formuladas por el regulador que alude a la Ley del Mercado de Valores para pedir que se adopten las medidas necesarias de cara a proteger esta información. El magistrado le responde que las diligencias del sumario permanecerán reservadas hasta que se abra juicio oral por estos hechos.

La sanción de la CNMV se circunscribe a los aspectos de las cuentas anuales de 2016, que están bajo la lupa de esta causa penal en la que se investiga a los expresidentes de la entidad Ángel Ron y Emilio Saracho en dos piezas separadas: una relativa a presuntas falsedades en el folleto informativo correspondiente a la ampliación de capital suscrita ese año por 2.505,5 millones de euros y otra por presunta manipulación de mercado ante la sospecha de que se difundieron noticias falsas con la finalidad de hacer caer el valor de la cotización del banco.

El nuevo instructor de la causa requirió al regulador toda esta documentación a tenor de la petición formulada por algunas acusaciones del procedimiento. Sobre las sanciones que ahora obran en el sumario se pronunció el propio Ángel Ron en un escrito dirigido la Juzgado Central de Instrucción número 4 en el cual arremetió duramente contra la CNMV por divulgar detalles del expediente a los medios de comunicación que incoó y luego suspendió, "infringiendo de forma tajante" sus propias normas internas. Igualmente consideró que buscó perjudicar a la entonces cúpula de la entidad con "alegaciones descontextualizadas" puesto que fue "testigo directo" de todo el proceso de ampliación de capital.

El expresidente de la entidad se defendió del expediente asegurando que la CNMV recibió un "informe detallado" sobre todo este proceso preparado por la auditoría interna del banco a requerimiento del propio regulador. También estuvo al corriente tanto de la auditoría trimestral de la cuentas -realizadas por PwC- como de los trabajos de revisión de KPMG. Responde de esta manera a un punto concreto de la sanción sobre los ajustes contables que el banco puso de manifiesto en un hecho relevante recibido el 3 de abril de 2017 y que afectaba a las cuentas anuales consolidadas del ejercicio anterior. 

En el mismo, la entidad cifró los ajustes que afectaban a las cuentas que se investigan en 123 millones de euros por insuficiencia en determinadas provisiones. Expuso además que habían recibido informaciones adicionales acerca de que una parte destacada del efecto de provisiones corresponde a acreditados que no fueron revisados por el auditor. Al respecto, el expresidente de la entidad, al que se le imputan los delitos de falsedad societaria, documental y administración desleal entre otros, precisó que frente a esta cifra de déficit existía un superávit de 184 millones de euros. 

Toda esta documentación incorporada a la causa se suma a la entregada recientemente por el Banco Santander -a quien el juez le comunicó su imputación formal en el procedimiento en calidad de heredero del Popular- y de la que también reivindicó que se mantuviera bajo secreto a tenor del carácter "confidencial" de la misma. No obstante, el juzgado todavía está pendiente de recibir el peritaje encargado a dos expertos del Banco de España y cuyas conclusiones serán determinantes para el devenir del procedimiento. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios