Lunes, 27.05.2019 - 06:02 h
Precios récord en el mercado de emisiones

El CO2 acorrala a las energéticas: pagar lo que contaminan afecta al 47% de su valor

Los mercados de la electricidad en toda Europa recogen la subida de los derechos de emisión de gases y el incremento de la especulación.

Central térmica de Soto de Ribera (Asturias).
Central térmica de Soto de Ribera (Asturias). / EFE

El mercado de derechos de emisión se ha disparado. En abril, los precios de la tonelada de CO2 han marcado récords, con 27 euros por tonelada en los contratos de referencia hasta final de año. La subida, de un 30% en apenas un mes, responde a una mezcla de factores, desde el Brexit a la especulación pura y dura. La consecuencia inmediata del encarecimiento de derechos es la subida de la electricidad en toda Europa. Pero hay otra derivada: deja en evidencia al sector energético en España, cuya valoración no tiene en cuenta el coste de la contaminación que provoca.

Los datos son de impacto. El último Observatorio de Energía y Sostenibilidad 2018 que elabora la cátedra BP España y la Universidad Pontificia de Comillas estima que "el valor añadido del sector energético español se reduce más de un 47% cuando se descuentan los costes externos debidos a la contaminación por CO2 , SO2 , NOx y partículas". Y la situación no va a mejor.

Según el mismo estudio, en 2017 la situación fue peor que en el año anterior. "Las externalidades del sector eléctrico -explica el documento- aumentaron un significativo 6% respecto a 2016 debido principalmente al mayor peso del carbón y el gas natural en la producción de electricidad".  Y remacha:"El sistema energético español ha mostrado una evolución, desde la perspectiva de la sostenibilidad energética, claramente negativa respecto al año 2016. A pesar del descenso de la intensidad energética, han crecido la demanda de energía primaria y final, y han aumentado las emisiones de CO2 y la intensidad de las emisiones".

Un mercado disparado

La foto fija del sector energético no es buena. El mercado de derechos de emisión está disparado y puede tener efectos muy negativos y continuados sobre el bolsillo de los consumidores. La solución más inmediata está en la promoción del ahorro energético y la reducción de la dependencia de los combustibles fósiles. Mientras tanto, queda rascarse el bolsillo.

Las fuertes subidas de precios de los derechos de emisión han afectado a todos los mercados eléctricos europeos. Con la tonelada de CO2 rozando los 27 euros en abril, los precios de la electricidad en Europa han subido más de un 6% de media general. Todo, a pesar de que las temperaturas han sido en general suaves y la demanda disminuyó en los principales mercados de Europa.

Los precios del CO2 suben, según los expertos, por una mezcla de factores como son la prolongación del proceso de Brexit en Reino Unido, que anima la compra de derechos por parte de la industria del país, la especulación pura y dura y la entrada en funcionamiento en enero de la Reserva Estratégica de derechos de emisión de carbono en la UE. La Reserva Estratégica es el espacio al que fueron a parar los excedentes de derechos acumulados en los últimos cinco años.

La noticia del año

La compañía especializada Aleasoft sostiene que en el sector eléctrico la noticia más relevante del año en Europa ha sido la subida del precio de los futuros de derechos de emisiones de CO2. Es un dato a tener en cuenta. Sobre todo en España, donde el proceso anunciado de cierre de centrales nucleares -y de centrales térmicas de carbón- ha encendido el debate sobre cuáles deben ser las energías de respaldo de las renovables y el papel del gas natural.

No es un debate exclusivo de España. En el Reino Unido, la empresa National Grid -el equivalente británico de Red Eléctrica de España- que gestiona la red eléctrica y gasista se prepara para un cambio radical en el horizonte de 2025. La compañía quiere transformar el funcionamiento de todo el sistema eléctrico de manera que pueda operarlo de manera segura y con cero carbono siempre que haya suficiente generación renovable en línea.

El desarrollo de las renovables también pone a prueba al gestor de la red eléctrica en España. REE -20% de capital público- tiene que hacer frente a una avalancha de solicitudes para generar electricidad con energías renovables y volcarla a la red.  A 31 de enero de 2019, el gestor de la red había concedido permiso de acceso o aceptabilidad para 44.870 MW y tenía en tramitación otros 53.660 MW. Toda una explosión. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios