"Cocodrilo Park" insiste en que no hubo "ningún daño personal o material"

  • Las Palmas de Gran Canaria.- La dirección del zoológico "Cocodrilo Park" de Gran Canaria ha insistido hoy en que en el incidente que se saldó con el abatimiento a tiros de tres tigres de bengala que se escaparon de su jaula ayer "no se ha ocasionado ningún tipo de daños personales o materiales".

"Cocodrilo Park" insiste en que no hubo "ningún daño personal o material"
"Cocodrilo Park" insiste en que no hubo "ningún daño personal o material"

Las Palmas de Gran Canaria.- La dirección del zoológico "Cocodrilo Park" de Gran Canaria ha insistido hoy en que en el incidente que se saldó con el abatimiento a tiros de tres tigres de bengala que se escaparon de su jaula ayer "no se ha ocasionado ningún tipo de daños personales o materiales".

En un comunicado emitido ante la alarma que provocó el suceso, que llevó a las autoridades a activar un dispositivo compuesto por veinticinco agentes de la Guardia Civil y cinco de la Policía Local de Agüimes, donde se encuentra el recinto, se subraya además que "al poco tiempo la situación quedó controlada con el abatimiento de los animales para evitar males mayores".

El incidente se inició sobre las 10.00 horas de ayer, cuando un operario de las instalaciones cometió una "negligencia" cuando limpiaba la jaula, en la que conviven siete felinos, y se escaparon los tres que fueron finalmente abatidos por la Guardia Civil, según la versión que ha ofrecido el instituto armado.

En el escrito de los responsables de "Cocodrilos Park" se relata al respecto que, "por un fallo humano en el protocolo de manejo de la limpieza y mantenimiento de las instalaciones de los tigres, se escaparon tres ejemplares, activándose el código rojo del protocolo de fuga y dando la alarma a las autoridades competentes".

Destacando, tal como insistieron ya ayer varios de los directivos del zoológico, que "los animales en todo momento se han encontrado dentro del recinto, con el parque a puertas cerradas, ya que dichos procesos de limpieza y alimentación se efectúan en horario fuera de apertura al público".

"Haciendo así constar que no se ha ocasionado ningún tipo de daños personales o materiales", se concluye.

Los animales abatidos por agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil, tigres de bengala de unos cinco años y criados en cautividad, eran las crías de un macho y una hembra que trajeron en su día los propietarios del zoo, explicó uno de ellos, Sabina Balser.

Mostrar comentarios