Martes, 10.12.2019 - 09:23 h
En Barcelona

Colau admite "problemas de seguridad" pero denuncia una campaña en su contra

La alcaldesa ha admitido que en Barcelona existen "problemas de seguridad que se pueden resolver", en especial en lo relativo a hurtos y robos.

Ada Colau
Colau ha admitido que existen "problemas de seguridad por resolver". / Europa Press

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha admitido que en Barcelona existen "problemas de seguridad que se pueden resolver", en especial en lo relativo a hurtos y robos, aunque ha advertido que hace más de un año que se busca "orquestar una campaña política" contra el gobierno municipal.

En declaraciones a TV3, en la primera entrevista que ha concedido tras sus vacaciones de verano, Colau ha pedido a los distintos actores políticos "no jugar con fuego" y ser "muy responsables", y ha criticado el "alarmismo" generado por PP y Ciudadanos a la par que ha lamentado la "dejadez intencional" de funciones que a su juicio ha llevado a cabo el Departamento de Interior en los últimos meses.

En relación con las declaraciones del teniente de alcalde de Seguridad, Albert Batlle, ha afirmado que no era "consciente" de la repercusión cuando dijo que había una crisis de seguridad en la capital catalana."Ha ultilizado esa palabra una vez", ha dicho. A lo que agrega que Batlle tiene un perfil "muy bueno" y ha descartado pedirle que rectifique, porque a su juicio fue una sola palabra de toda una declaración mucho más extensa.

"La seguridad ciudadana es por ley competencia de la Generalitat", ha subrayado la alcaldesa, quien sin embargo ha dicho no querer "alimentar la polémica" con el gobierno catalán y ha resaltado que la Guardia Urbana, por su parte, "ha aumentado un 15 % las detenciones".

Colau ha celebrado el incremento de efectivos de los Mossos d'Esquadra destinados a la capital catalana, una medida que le habría gustado ver aplicada desde "hace un año", y ha indicado que, pese a las discrepancias políticas, entre los cuerpos policiales "siempre ha habido una buena colaboración".

Ha alertado asimismo sobre quien quiere vincular "problemas concretos de inseguridad con la inmigración", algo que "forma parte de una estrategia de la derecha más rancia y la extrema derecha" y que debería suponer "una línea roja para todos los demócratas".

Ha señalado asimismo que el despliegue de "patrullas ciudadanas" para frenar a los carteristas "no es el camino" y ha reclamado "prudencia", ya que "esto no puede ser la ley de la selva" y "la seguridad, en democracia, está en manos de los cuerpos de seguridad".

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING