Miércoles, 13.11.2019 - 18:42 h
Se remonta al siglo VI

El colegio Infantes de Toledo, reconocido como el centro más antiguo de España

El centro educativo asegura que fue fundado entre los años 522 y 531 como escuela catedralicia durante el reinado del visigodo Amalarico.

El colegio más antiguo está en Toledo. /Europa Press
El colegio más antiguo está en Toledo. /Europa Press

El colegio concertado Nuestra Señora de los Infantes de Toledo, cuyo origen se remonta al siglo VI, ha sido elegido el colegio más antiguo de España por la Confederación Católica Nacional de Padres de Familia y Padres de Alumnos (CONCAPA), que había convocado un concurso para averiguar cuál es el centro educativo más longevo del país.

Al certamen se presentaron 21 colegios que debían aportar documentación que probase su fundación, y el colegio Nuestra Señora de los Infantes de Toledo demostró que se remonta entre los años 522 y 531 como escuela catedralicia de la que fuera capital del reino visigodo, entonces gobernado por Amalarico. De este modo, recibirá el premio al colegio más antiguo de España en el acto del 90 aniversario de CONCAPA, que se celebrará en Madrid el próximo sábado 26 de octubre.

El presidente de CONCAPA, Pedro Caballero, ha explicado a Europa Press que esta iniciativa surgió con la preparación del aniversario: "La idea era encontrar el colegio que más tiempo llevase desarrollando su labor educativa en España, de forma ininterrumpida, y lanzamos unas bases muy abiertas a las que se podían presentar cualquier tipo de centro".

La historia del colegio Infantes de Toledo, de casi 1.500 años, supera en un milenio a los otros dos centros más antiguos que se presentaron al concurso: el colegio Imperial Niños Huérfanos San Vicente Ferrer de San Antonio de Benagéber (Valencia), fundado en 1410, y el colegio Santa Capilla de San Andrés (Jaén), de 1525.

En declaraciones a Europa Press, el director titular del colegio Infantes de Toledo, Sebastián Villalobos, admite que descubrieron su verdadera longevidad en 2007, cuando el centro se disponía a celebrar su 450 aniversario, ya que situaban el origen del colegio en el siglo XVI. "Nos advirtieron de que éramos la continuación de la escuela catedralicia, que se remonta a la época visigótica", relata Villalobos.

El hallazgo fue del sacerdote e historiador Ramón Gonzálvez, que fue archivero de la catedral de Toledo durante décadas, y publicó un libro donde detallaba el origen de la escuela catedralicia y su transformación, con el paso de los siglos, en el colegio Infantes, que da nombre a la plaza del edificio renacentista del siglo XVI del casco antiguo de Toledo, próximo a la catedral, donde estuvo durante siglos, y que ahora acoge el Museo de Tapices, Textiles y Arte Sacro.

La tradición de los 'Seises'

El nuevo colegio Nuestra Señora de los Infantes se trasladó en 1980 a la zona nueva de Toledo, donde acoge a 1.513 alumnos y alumnas desde el primer curso de Primaria hasta Bachillerato en 51 aulas. Algunos de esos niños, unos 70, siguen siendo 'seises', una tradición secular que vincula al moderno centro educativo con la escuela medieval de la que surgió.

Los 'seises' son niños cantores que ensayan de lunes a viernes después de clase, y los sábados cantan la sabatina de la catedral de Toledo y los domingos la misa de una. "A los siete años, a los alumnos se les hace una prueba de voz, y si los padres quieren se convierten en 'seises' hasta que les cambia la voz", explica el director del colegio.

En los archivos de la catedral hay referencias a la existencia de "moços" de coro que estudiaban en las remotas escuelas catedralicias ayudando en los actor litúrgicos. Aquellos niños del coro eran cuatro en el siglo XII, aunque en el siglo XV se fijó su número en seis, de donde procede su denominación como 'seises'.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios