Jueves, 16.08.2018 - 14:49 h
Tras el asesinato a sangre fría de un padre

El colegio de los VIP, en estado de shock: los padres piden endurecer la selección

El hijo pequeño de Rajoy, nietos de la familia Koplowitz, el menor de Alberto Cortina, etc. estudian en el prestigioso British Council de Madrid.

Colegio British Council de Madrid.
Colegio British Council de Madrid.

Han pasado ya diez días del asesinato a sangre fría de un padre en la misma puerta del prestigioso colegio British Council y el centro educativo continúa aún en estado de 'shock'. En sus aulas estudian desde el hijo menor de Rajoy, hasta el del empresario Alberto Cortina o los nietos de la familia Koplowitz y de la Duquesa de Alba. La factura mensual asciende a 1.400 euros, algo que no todos pueden pagar. Sin embargo, a pesar de que no es fácil ser admitido, las madres y padres de los alumnos piden una mayor severidad en el proceso de selección. Es decir, que no solo primen los criterios económicos, sino que también se tenga en cuenta el tipo de familia que accede al centro.

Nadie en el colegio sabía que Rodrigo Rojas, alias 'Richi', había pertenecido a la banda de los Miami. El padre, con tres hijos en el British Council, acudía a dejar a sus hijos de forma habitual en la puerta del centro. En la mañana del 12 de marzo, cuando los tres menores acababan de bajar del Volkswagen Golf gris, dos hombres aparecieron en una moto y le descerrajaron doce tiros. Fue una jornada de nervios, llamadas de decenas y decenas de padres y alarma en un centro educativo que está acostumbrado a la tranquilidad.

Fuentes del colegio explican que desde el traumático suceso los grupos de WhatsApp de los padres no paran de intercambiar mensajes. También ha habido contacto con la dirección del centro y los diferentes profesores y tutores para transmitirles sus quejas. Creen que un colegio de estas características debe realizar una criba previa con garantías a la hora de admitir a determinados alumnos. En el caso del colombiano asesinado consideran que el centro debería haber conocido el pasado de una persona cuyos hijos se mezclaron con algunos menores de la élite política, económica y social del país

Lo que piden estos padres es que la dirección del British Council endurezca los requisitos de acceso, con un estudio previo de los candidatos y, especialmente, de sus familias para concluir si pueden pasar a formar parte del alumnado. Algún padre propone incluso la obligatoriedad de presentar un certificado de antecedentes penales con el objetivo de evitar que al colegio accedan personas que han tenido problemas con la justicia o las Fuerzas de Seguridad. 

En el British Council estudian o estudiaron, efectivamente, alumnos de todo tipo. Desde hijos de destacados VIP hasta menores pertenecientes a familias más modestas acuden a este centro educativo que compite con otros dos colegios de la capital por ser el mejor en enseñanza biligüe y bicultural. Lo que denuncian los padres es que la dirección debería hacer lo que esté en su mano para evitar que se repitan incidentes como el ocurrido hace diez días y que tanto ha preocupado a algunas familias.

El colegio fue consciente desde el primer momento que el asesinato a sangre fría de un padre de tres alumnos a la hora de entrada de los menores iba a provocar alarma entre las familias. Por eso la dirección tomó la decisión a media mañana del lunes 12 de que había que informar de lo que había ocurrido y enviaron un mensaje de móvil a todos los padres o representantes con un texto para tranquilizarles. La familia Rajoy Fernández también recibió este SMS: "Como probablemente ya sepan, esta mañana se ha producido un incidente con una víctima mortal en las cercanías del colegio. En este momento lo más importante para todos nosotros es confirmarles que todos nuestros alumnos están bien y la actividad del centro continúa con normalidad. La policía está al frente de la situación y no existe ningún riesgo para los niños de nuestro colegio. En caso de que hubiese algún cambio en la situación les informaremos por email. Reciban un cordial saludo", se podía leer en el mensaje firmado por Norman Roddom, director adjunto del British Council.

El centro se tomó en serio las recomendaciones que envío a los padres para abordar con sus hijos lo sucedido esa mañana: "Siguiendo las recomendaciones de nuestro equipo de Protección de la Infancia y, ante la solicitud de algunos de ustedes, les sugerimos unas pautas para poder abordar con sus hijos el incidente ocurrido esta mañana". En primer lugar se recordaba que "siempre recomendamos que, tras la jornada escolar, los padres ofrezcan un espacio abierto al diálogo a sus hijos, donde escuchar lo que ha ocurrido durante el día". Y proseguía: "Especialmente en un día como hoy en el que ha ocurrido algo fuera de lo habitual, debemos procurar ofrecer dicho espacio para que nuestros hijos puedan plantearnos dudas e inquietudes".

El colegio también llamaba la atención sobre que "es importante entender que según las características y edades de cada niño podemos encontrarnos con mayor o menor respuesta por parte de los mismos". Y añadía: "No debemos forzarles a hablar del tema si no quieren hacerlo, ya que quizás opten por hacerlo más adelante y siempre debemos mostrar respeto por el dolor de los afectados". Por último recomendaba que "es muy importante hacerles hincapié en que se trata de un incidente aislado y sobre todo que el colegio sigue siendo y será un lugar seguro".

El colegio de los VIP, en estado de shock: los padres piden endurecer la selección

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios