Viernes, 16.11.2018 - 11:31 h
El asesino mató a sus tíos y a sus dos primos

Comienza el juicio por el crimen de Pioz: piden la prisión permanente revisable

La Fiscalía pide la prisión permanente revisable para Patrick Nogueira, el asesino confeso de parte de sus familiares.

Casa de los crímenes de Pioz
Vivienda en la que se cometieron los crímenes de Pioz / EFE

Este miércoles comienza uno de los juicios más mediáticos del año, por el que se juzgará el cuádruple crimen de Pioz (Guadalajara). El acusado es Patrick Nogueira, asesino confeso de sus tíos y sus primos, unos crímenes que cometió en agosto de 2016 en esta localidad y por los que la Fiscalía le pide prisión permanente y revisable.

El juicio comenzará a las 9.00 horas, con la elección y constitución del tribunal del jurado, y a continuación comenzarán las sesiones con la declaración del acusado en audiencia pública. En el relato de los hechos se explica que el acusado acudió el 17 de agosto de 2016 al chalé de Pioz donde vivía la familia "con el propósito de acabar con la vida" de sus tíos y sus primos de 1 y 3 años, con un cuchillo de grandes dimensiones.

Según el escrito de la Fiscalía, Nogueira mató primero a su tía de forma sorpresiva y posteriormente a los menores. A continuación, con el ánimo de ocultar los cadáveres, seccionó el cuerpo de su tía y lo introdujo en bolsas de plástico y también ocultó en bolsas de plástico los cadáveres de los dos niños, a los que no seccionó. Después limpió la sangre y aguardó a su tío, al que atacó por la espalda cuando llegó de trabajar, seccionó el cuerpo con la intención de ocultarlo y lo guardó también en bolsas de plástico.

También, según el relato de los hechos, Nogueira, a lo largo de la tarde y de la noche y tras dar muerte a los cuatro miembros de la familia, mantuvo conversaciones por Whatsapp con un amigo que estaba en Brasil al que le pedía consejo, le relataba lo que estaba haciendo y le mandaba fotos de los cadáveres. Los cuerpos sin vida de los cuatro miembros de la familia no fueron descubiertos hasta un mes después, en concreto el 17 de septiembre de 2016, cuando un empleado de mantenimiento alertó a los vigilantes de seguridad de la urbanización del mal olor que procedía de la vivienda.

Tres días después de la aparición de los cadáveres, Nogueira voló de Madrid a Río de Janeiro con la intención de eludir la acción de la justicia, si bien el 19 de octubre fue detenido tras regresar a España y desde entonces está en prisión preventiva. Tanto el fiscal como la acusación particular, que son los hermanos y tíos, respectivamente, de los asesinados, piden para el acusado la pena de prisión permanente revisable, ya que consideran que cometió cuatro asesinatos.

Por su parte, la defensa de Nogueira califica los hechos como dos delitos de asesinato, respecto a la muerte de los niños, y dos de homicidio con la eximente incompleta de trastorno mental transitorio, la atenuante de arrebato u obcecación, o alternativamente de confesión. 

La Fiscalía por su parte ha señalado que la pericial forense habla de que el acusado, que ha reconocido los hechos en diferentes declaraciones en el procedimiento, es un "psicópata con todos las características propias del mismo como son egocéntrico, con ninguna empatía e insensible".

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios