Comisión de ONU insta a invertir en lucha contra impunidad en Guatemala

  • La Comisión de la ONU Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) advirtió este viernes de riesgos para el país si no invierte en justicia, tras un año marcado por escándalos de corrupción que provocaron la renuncia y encarcelamiento del expresidente Otto Pérez.

"Con las actuales condiciones técnicas y presupuestarias del sistema de administración de justicia penal, no hay ninguna posibilidad de enfrentar exitosamente la impunidad en el país", afirmó el exmagistrado colombiano Iván Velásquez, titular de la CICIG, al presentar el octavo informe anual de la entidad.

Valásquez, quien presentó el documento en la sede de la Fiscalía ante diplomáticos, el presidente Alejandro Maldonado y su sucesor electo Jimmy Morales, urgió a crear un impuesto temporal para financiar la justicia.

Explicó que el gravamen sería destinado "directa y exclusivamente a este creciente esfuerzo de combate a la corrupción", aunque aclaró que se trata de una simple recomendación.

La propuesta fue rechazada por la cúpula empresarial.

Pese a las dificultades financieras y técnicas, el jefe de la CICIG aseguró que este año la justicia logró desmantelar 21 estructuras criminales dentro del Estado y detuvo a 183 personas, incluidos funcionarios de los tres poderes, como el expresidente Pérez.

Pérez y su exvicepresidenta Roxana Baldetti, ambos bajo prisión preventiva, fueron acusados de encabezar una estructura en el gobierno que cobraba sobornos a empresarios para la evasión de impuestos aduaneros, un caso que desató un torbellino político en el país.

Velásquez advirtió también sobre la ola de homicidios en Guatemala, unos 6.000 por año, que generan una mora en el sistema de la justicia, cuya incapacidad de atender todos los casos deja numerosos crímenes en la impunidad.

Precisó que los crímenes cometidos de 2008 hasta lo que va de 2015 tendrían ocupado al sistema de justicia hasta el año 2031 para esclarecerlos todos, con su actual ritmo de trabajo.

La CICIG, que desde 2007 ayuda a depurar y sanear el Estado guatemalteco, infiltrado por grupos ilegales, es un ente sin precedentes en la ONU y lidera junto con la Fiscalía la lucha contra la impunidad y la corrupción.

ec/mas/yow

Mostrar comentarios