Miércoles, 27.05.2020 - 23:47 h
Emiten un comunicado

Los padres de la desaparecida en París piden evitar "especulaciones gratuitas"

Agradecen la solidaridad y solicitan ayuda para localizarla al mismo tiempo que piden un trato informativo cuidadoso.

Desaparecida Natalia Sánchez Uribe
Desaparecida Natalia Sánchez Uribe

Francia busca a la joven española desaparecida el pasado 1 de mayo. Seis días después la investigación prosigue con la misma discreción que piden los padres de Natalia Sánchez Uribe para comunicar cualquier pista que ayude en la búsqueda de esta joven estudiante de la que lo último que se sabe es que le comentó a la amiga de la casa a la que se iba a mudar que tenía que regresar a su anterior piso a recoger una maleta. A través de un comunicado su padre agradece la solidaridad mostrada desde que se conoció la noticia y solicitan ayuda para localizar a su hija, al mismo tiempo que piden un trato informativo cuidadoso que no interfiera en la investigación. Ahora la Fiscalía de París ha abierto una investigación.  

A través de un comunicado los padres han querido explicar que están en París porque "es donde hay que centrar todos los esfuerzos y agradecemos toda la  información que ayude a localizarla en París o alrededores".  Piden que se respete su intimidad "sin difundir imágenes tomadas de sus redes sociales" y agradecen que se eviten hipótesis o "especulaciones gratuitas". Invitan a comunicar cualquier información a la Guardia Civil o la fundación Quién Sabe Donde. "Nuestra energía está centrada en encontrar a nuestra hija", aseguran. 

Sánchez debía cambiar de apartamento el miércoles pasado. Su nueva compañera de piso dio la alerta tras quedar sin noticias de la joven, que había dejado ya dos maletas por la mañana y había vuelto a su casa anterior para recuperar el equipaje restante. Sin embargo, no volvió a tener noticias de ella.

Por su parte, la oficina de relaciones internacionales de la Universidad Panteón-Sorbona comunicó ayer a sus compañeros de clase que la mochila de la estudiante había sido encontrada con su ordenador y su teléfono móvil dentro. La institución, que no puede dar más detalles mientras continúa la investigación policial, comentó a Efe que están recolectando elementos sobre su beca: "La duración de la estancia, los cursos que seguía y los centros de la universidad que frecuentaba".

La joven mallorquina de 22 años, estudiante de la facultad de Economía y Empresa de la Universidad Autónoma de Barcelona, se encuentra en la capital gala desde el mes de septiembre realizando un curso Erasmus que debía concluir en dos semanas. 

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING