Martes, 25.06.2019 - 04:23 h

El PP resiste en Madrid gracias a Cs y Vox: desaloja a Carmena y frena a Gabilondo

Los populares dejan atrás tres décadas de hegemonía electoral en la región, pero se hacen con el poder en el Ayuntamiento y en la Asamblea.

Durante cerca de tres décadas, el Partido Popular ha encadenado victorias electorales sin interrupción tanto en la ciudad de Madrid como en el conjunto de la comunidad. En la inmensa mayoría de los casos esas victorias le han servido para gobernar tanto el Ayuntamiento como el Gobierno regional, pero ha habido alguna excepción puntual como la protagonizada por la plataforma electoral de Manuela Carmena en 2015, que se apoyó en los concejales del PSOE para conseguir la mayoría necesaria para conseguir el bastón de mando del Pleno de Madrid. 

Paradojas de la política, las elecciones municipales y autonómicas de este 26 de mayo han arrojado la primera derrota electoral de los populares en un cuarto de siglo, pero sin embargo han apuntalado un proyecto político que se tambaleaba tras el desastre electoral de las generales del 28 de abril. Los candidatos del PP a la Alcaldía de Madrid, Ángel Martínez-Almeida, y a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, disponen ahora de todas las cartas en su mano para convertirse en el futuro alcalde y la futura presidenta regional después de que las victorias electorales de Más Madrid en la capital y del PSOE en la región no hayan sido suficientes para construir una mayoría de izquierdas.

A Martínez-Almeida y Díaz Ayuso les corresponde ahora negociar con los representantes de Ciudadanos y los de Vox para replicar la mayoría edificada en Andalucía y configurar un Ejecutivo de centro-derecha, que la inmensa mayoría de las encuestas no auguraba en ningún caso y que el presidente del PP, Pablo Casado, ya situó ayer como la primera piedra para la reconstrucción de los populares y el primer paso para desafiar la mayoría socialista arrojada por las urnas el pasado mes de abril.

La 'batalla de Madrid' aparecía durante la campaña como el gran hito que determinaría el futuro político del país, más aún por la situación de extrema debilidad en la que los resultados de las generales dejaron a Pablo Casado y por los augurios de las encuestas que apuntaban a una victoria de la izquierda en Ayuntamiento y Comunidad que no se producía desde finales de los 80. El asunto se dirimió por un puñado de votos y de hecho el resultado cambió de manera significativa a medida que avanzaba el escrutinio.

Desde el principio se vio, eso sí, que el PSOE iba a ganar las elecciones en la Comunidad de Madrid por primera vez desde 1995. Los primeros datos daban una ventaja holgada al bloque de las izquierdas -PSOE, Más Madrid y Unidas Podemos- que se fue estrechando según avanzaba la noche hasta darse la vuelta con dos tercios de los votos escrutados. Ahí se empezó a ver que el repunte del PSOE -que ha ganado dos puntos de apoyo electoral- no iba a ser suficiente para aupar a Ángel Gabilondo a la Presidencia de la Comunidad, del mismo modo que el desplome del PP -que ha perdido 18 diputados- tampoco iba a acabar con sus huesos fuera del Gobierno de Madrid.

Con prácticamente todo el voto escrutado, el PSOE se quedaba en los mismos 37 diputados de hace cuatro años con unos cuantos miles de votos más y el PP se quedaba en 30, después de perder 400.000 apoyos. La clave estaba en la suma de bloques. Los 20 diputados obtenidos por Íñigo Errejón y los 7 de Podemos llevaban la suma del bloque de izquierdas a 64, mientras que los del PP multiplicaban su valor gracias a los 26 de Ciudadanos y los 12 de Vox, sumando 68. 

La aspirante del PP, Isabel Díez Ayuso, avanzó bien entrada la noche que este lunes comenzará los contactos con Ciudadanos y Vox y que no descarta ningún escenario, incluido la entrada de Ciudadanos en el Gobierno de la Comunidad de Madrid. La candidatura 'naranja' de Ignacio Aguado se quedó a 80.000 votos y cuatro diputados del ansiado 'sorpasso' al PP y ahora se tendrá que conformar con actuar como apoyo.

La otra lectura afecta a la izquierda. La candidatura de Ángel Gabilondo no logró aprovechar la inercia de la victoria socialista en las generales para obtener un resultado más brillante y la escisión de Errejón minimizó de forma muy relevante el resultado de Unidas Podemos en la Comunidad, con una pérdida de 20 diputados que han ido a alimentar íntegramente la apuesta de Más Madrid.

La suma de PP, Ciudadanos y Vox acaba con la Alcaldía de Carmena

Madrid le ha proporcionado al Partido Popular su primera buena noticia en los últimos doce meses. Ángel Martínez-Almeida tiene después de este 26 de mayo todas las cartas en su mano para convertirse en el nuevo alcalde de Madrid y descabalgar a la actual alcaldesa, Manuela Carmena, a la que la fragmentación de la coalición multipartidos que la aupó a la Alcaldía hace cuatro años y el desplome del PSOE han terminado por pasar factura. "No hay que culpar a nadie. Hemos ganado las elecciones, pero no hemos obtenido los resultados que queríamos porque no podremos gobernar y, bueno, no podré seguir siendo alcaldesa de Madrid", dijo Carmena, visiblemente emocionada.

El estancamiento de la mayoría de izquierdas ha abierto la puerta para que la suma del bloque de centro-derecha gane el concejal que necesita para conseguir esa mayoría, que retiene por escaso margen. Al igual que en la Asamblea de Madrid, el PP de Ángel Martínez-Almeida se mantendría como segunda fuerza más votada con el 24,2% de los votos, y 15 concejales (diez menos que hace cuatro años). La candidatura de Begoña Villacís se ha quedado en la antesala del 'sorpasso' con un respaldo electoral del 19,1% de los sufragios y 11 actas. Vox entraría en el consistorio madrileño con el 7,6% de los sufragios y 4 representantes. 

Como telón de fondo más que relevante de esta situación, la escisión de Más Madrid y la 'candidatura alternativa' encabezada por el que fuera concejal de Hacienda del Ayuntamiento de Madrid, Carlos Sánchez Mato, que se ha llevado el 2,75% de los votos y ha restado al bloque de izquierdas unos sufragios esenciales para renovar la mayoría que le permitió gobernar en 2015. 

Comunidades autónomas

Ciudades autónomas

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios