Miércoles, 26.06.2019 - 23:01 h
Un total de 22 adjudicaciones irregulares

Nueva condena de 6 años de cárcel para Correa por contratos de Gürtel con AENA

La Audiencia Nacional ve delito en la organización de estos actos, fundamentalmente dirigidos al PP,  a cambio de los cuáles recibieron dádivas. 

Francisco Correa, cabecilla de la red Gürtel
Correa ya fue condenado a 52 años de prisión por la etapa I de la Gürtel. / Archivo.

La Audiencia Nacional ya tiene sentencia para la pieza de la trama Gürtel relativa a las contrataciones de la red con Aena. La Sala impone la condena más alta al presunto cabecilla de la misma, Francisco Correa, con seis años y nueve meses de prisión por la adjudicación presuntamente irregular de un total de 22 contratos para organizar eventos tales como actos y campañas electorales del Partido Popular. Los magistrados también consideran culpables de estos hechos al contable del Grupo Correa José Luis Izquierdo y al exdirector de comunicación de Aena, Ángel López de la Mota, a quienes impone tres y cinco años de cárcel, respectivamente. 

La Sala, que también condena con cinco años de cárcel a José María Gavarí, subordinado de Mota, acuerda el comiso del beneficio obtenido por los contratos irregulares adjudicados por AENA a sus empresas y que ascendió, de acuerdo con la resolución, a cerca de 2,3 millones de euros. Se trata de la tercera condena que emite la Audiencia Nacional por las actividades de Gürtel; la primera, relativa a la etapa I de la red, se saldó con una condena de 52 años de cárcel para Correa. La segunda recoge las actividades de la red en Valencia y en ella el empresario sumó cinco años y tres meses de cárcel por los contratos en la Comunidad Valenciana costeados con la presunta caja 'b' del PP regional.

En este caso, los magistrado concluyen que Correa desplegó una actividad comercial con el fin de organizar eventos relacionados con la prestación de determinados servicios, "fundamentalmente" dirigidos al PP, organizando actos y campañas electorales, así como contratando con las administraciones públicas. Los amaños, según el relato de hechos, comenzaron con la llegada de López de la Mota a la dirección de comunicación de AENA. En ese momento Correa se puso en contacto con él "a fin de enriquecerse ilícitamente con cargo a fondos públicos".

Las dádivas: viajes a Eurodisney o Tenerife

José Luis Izquierdo, considerado contable de la Gürtel, fue el designado por Correa para gestionar los importes en efectivo y servicios abonados a López de la Mota y Gavari, de manera que registró, documentó y contabilizó todos los servicios pagados y las cantidades entregadas durante los años en los que se cometieron estos amaños, es decir, entre 2000 y 2002. "De esta forma, actuando de forma concertada y prevaliéndose de las facultades que le otorgaba su cargo como director de comunicación de Aena, Ángel López decidió realizar una serie de actuaciones irregulares", reza la sentencia de 200 páginas. 

Entre los contratos fraudulentos destacan los relacionados con Fitur 2001 y 2002, Expo Ocio 2002 o el montaje de stands en ferias de Barcelona, Londres, Valladolid o Madrid. La Sala también ampara su condena en la "numerosa documentación" intervenida en los registros tras el estallido de la operación y que habría permitido determinar la existencia de archivos que reflejan el pago por parte de la red a De la Mota y Gavarí de diversas dádivas tales como viajes a Eurodisney, Menrca o Tenerife. 

Los magistrados explican que, a fin de evitar la publicidad de dichos expedientes, se acudía al procedimiento de contratación sin publicidad y con concurrencia, para lo que en algunos de los expedientes López de la Mota elaboró memorias "alegando de forma indebida y torticera inexistentes razones de urgencia para proponer su contratación directa con concurrencia a pesar de que su presupuesto de licitación excedía de 150.000 euros". Esta forma de proceder permitía hacer una criba de las empresas que podían presentar ofertas para cada uno de los contratos al exigir la normativa únicamente la solicitud de al menos tres ofertas distintas.

Una segunda forma de manipular consistió en que los condenados de Aena incorporaron "criterios de adjudicación marcadamente subjetivos" en los expedientes que estaban basados en conceptos genéricos y sin baremar consiguiendo así desviar estas adjudicaciones a las empresas de Correa, entre las que se encuentran Special Events, Pasadena Viajes y TCM. Con todo, la Sala ha rechazado aplicar las atenuantes de dilaciones indebidas (al tratarse de hechos de hace más de 16 años) y de confesión de Correa puesto que la versión prestada en vista oral "no tuvo relevancia".

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios