Martes, 26.03.2019 - 20:12 h
PP y Cs se han abstenido

El Congreso da luz verde al decreto ley para exhumar los restos de Franco

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, declaró que no habrá "paz ni concordia" mientras el dictador esté enterrado en un "mausoleo de Estado".

Foto de archivo del Valle de los Caídos
Foto de archivo del Valle de los Caídos / ARCHIVO

El Congreso de los Diputados ha aprobado, con los votos a favor de todos los grupos parlamentarios salvo la abstención del PP y Ciudadanos, el decreto de modificación de la Ley de Memoria Histórica que permitirá exhumar los restos de Franco del Valle de los Caídos. En defensa del decreto, la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ha alertado de que no habrá "paz sin justicia". Del otro lado, PP y Ciudadanos han criticado que la exhumación de Franco se haga por decreto cuando no está justificada su urgencia 43 años después de su muerte y han acusado al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de utilizar este asunto como una "cortina de humo" para tapar su incompetencia y su debilidad.

Los diputados que han apoyado el decreto han roto en aplausos y han dirigido sus miradas hacia la tribuna de invitados, en la que seguían el debate víctimas de la dictadura y el hispanista e historiador Ian Gibson. Pese a la abstención anunciada por el PP, dos diputados de este grupo han votado en contra de la exhumación de Franco: el expresidente del Congreso Jesús Posada y el diputado José Ignacio Llorens, aunque fuentes del PP han asegurado a EFE que se ha tratado de un error. Además de la convalidación del decreto, el Congreso ha aprobado que se tramite como proyecto de ley, lo que permitirá introducir enmiendas al texto durante su tramitación parlamentaria. 

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ha defendido el decreto que permitirá la exhumación de Franco del Valle de los Caídos porque, a su juicio, no habrá "paz sin justicia" ni tampoco mientras se mantenga la "atroz anomalía" que supone que el dictador esté enterrado junto a sus víctimas. En su intervención ante el pleno del Congreso que hoy debate la convalidación el decreto que modifica la Ley de Memoria Histórica a fin de exhumar a Franco, Calvo ha insistido en que no habrá "ni paz ni concordia" mientras el dictador continúe enterrado en un "mausoleo de Estado" y en un lugar "en el que puede ser exaltado".

"Teníamos que haberlo resuelto antes pero con la entrada en vigor de la Ley de Memoria Histórica en 2007, el retraso es insostenible", ha insistido Calvo, que cree que después de 40 años de democracia esta "anomalía" democrática "requiere un cierre". La vicepresidenta del Gobierno ha defendido el valor "ético" y "democrático" de esta decisión del Gobierno que cuenta además con todas las garantías del Estado de derecho y con "respeto" a los restos de Franco, que se trasladarán al lugar que designe su familia o, en todo caso, "a un lugar digno". "Justicia. Memoria. Dignidad. Hoy España da un paso histórico para la reparación de los derechos de las víctimas del franquismo. Hoy nuestra democracia es mejor. El Congreso da luz verde al decreto que permitirá la exhumación de los restos de Franco del Valle de los Caídos", ha escrito el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, en su perfil de Twitter.

"Ya era hora", ha proclamado la portavoz de IU, Eva García Sempere, quien ha pedido al Gobierno que vaya más allá para lograr "enterrar el franquismo". Así, ha reclamado demoler la gran cruz que preside el mausoleo y que reivindica su "cruzada nacional católica". "Tiene que quedar claro que el Valle sí se toca, se desacraliza y se resignifica", ha añadido. También En Marea ha criticado la insuficiencia de un texto que considera "dolorosamente inexacto" porque no menciona que Franco dio un "golpe de Estado".

El peneuvista Mikel Legarda ha defendido resignificación del complejo y las demás recomendaciones que hizo un grupo de expertos en 2011, mientras que Jordi Xuclà, del PDeCAT, ha lamentado que el Gobierno no haya buscado el consenso de todos, también de PP y Ciudadanos. Tras criticar la gestión que ha hecho el Ejecutivo de este asunto, ha vuelto a reclamar la anulación de los juicios, una medida que los independentistas han puesto como condición al Ejecutivo para apoyar la convalidación. El portavoz de ERC, Joan Tardà, ha recalcado que su grupo tiene "absoluta confianza" en Calvo para que cumpla su promesa de avanzar en esas anulaciones, y ha recordado que en 2007 no votaron la Ley de Memoria precisamente porque no incluía esta medida.

Desde EH Bildu, Marian Beitialarrangoitia, ha tildado de "insuficiente" un decreto que ve como "un mero golpe de efecto" que no satisface a las víctimas. Así, ha pedido acompañarlo de la reforma de la Ley de Amnistía para acabar con la impunidad de la que aún gozan los responsables de los crímenes franquistas. Por su parte, Enric Bataller, de Compromís, ha reclamado una "solución de paz" para que el Valle de Cuelgamuros "deje de ser un insufrible memorial franquista".

"Hartos de la momia"

La diputada de Coalición Canaria, Ana Oramas, ha avanzado su apoyo al decreto aunque ha pedido hacer las cosas "con cabeza", dejarse de "demagogias" y priorizar otras políticas, también en materia de memoria, como la exhumación de las víctimas que siguen en fosas comunes. "Muchos estamos hartos de los lazos, amarillos, la momia de Franco y los malditos currículos", ha soltado.

El exministro de Interior del PP Jorge Fernández Díaz ha recriminado al Gobierno que utilice un decreto-ley para este asunto cuando no requiere ninguna urgente y ha acusado a Calvo de no saber "sobre lo que legisla", por desconocer que con esta norma habrá que proceder a sacar también del Valle a 19 monjes benedictinos que están allí entregados. Ya fuera del hemiciclo, el diputado del PP ha evitado "entrar" en si Franco tiene o no que seguir enterrado allí, pero ha precisado que no es cierto ese fuera el plan del dictador. Además, ha negado que ese espacio sea "un mausoleo a Franco", sino que se trata de una basílica cementerio con los restos de 30.000 caídos en los dos bandos custodiada por unos monjes que lo único que hacen es "rezar para que la tragedia de una guerra no vuelva a producirse".

Ciudadanos, según ha explicado José Manuel Villegas, comparte que un monumento que exalta a un dictador "es una anomalía", pero considera que el Gobierno no la subsana con una "chapuza" como este decreto para el que ve ninguna urgencia, salvo la que, dice, tiene Sánchez en "tapar sus vergüenzas". Por eso le ha acusado de usar este asunto "cortina de humo" ocultar sus "debilidades". "La cortina de humo del cadáver de Franco no da para tapar su debilidad, incapacidad e incompetencia", ha sentenciado, a la vez que ha pedido seguir las recomendaciones de los expertos buscar consensos y hacer del Valle un monumento a la reconciliación.

Los socios electorales del PP, Unión del Pueblo Navarro y Foro Asturias han criticado la urgencia del Gobierno para justificar su abstención. El asturiano Isidro Martínez Oblanca ha acusado al Ejecutivo de pretender "falsear" la Historia y la Transición y encubrir las políticas de Sánchez, un asunto en el que ha abundado también el navarro Carlos Salvador. La portavoz del Grupo Socialista, Adriana Lastra, ha dirigido el grueso de su intervención a implorar a PP y Ciudadanos que estén "a la altura" y voten a favor del decreto porque "España merece la unanimidad" en un "momento histórico" para poder "cerrar juntos el capítulo más negro de la Historia" que el país se merece "cerrar cuanto antes".

"No se abstengan, por dignidad", ha pedido Lastra a los naranja, mientras que al líder del PP, Pablo Casado, que defiende una Ley de Concordia, le ha recordado que "la concordia llegó a España hace 40 años en forma de Constitución". "No nos hable de concordia con el dictador", ha zanjado.

Ahora en Portada 

Comentarios